Guardia Policial de República Dominicana hizo una incautación de drogas

En nuestra sesión de Facebook Live del 27 de abril, el codirector Jeremy McDermott habló con el editor sénior Mike LaSusa sobre la investigación y reportajes de InSight Crime sobre la creciente importancia de República Dominicana en el negocio global de la droga.

La conversación se abrió con una discusión de LaSusa sobre la reciente captura de varios presuntos pandilleros dominicanos en la ciudad de Nueva York, lo que constituía una muestra del predominio que las pandillas dominicanas han impuesto sobre el negocio de la cocaína en la ciudad más grande de Estados Unidos, y en otras ciudades de la Costa Este.

McDermott se refirió a su reciente visita con fines de investigación a la República Dominicana, donde el jefe de la policía nacional antinarcóticos le comentó que por la nación isleña pasan anualmente hasta 120 toneladas de cocaína, cerca del 15 por ciento de la producción global anual; un gran porcentaje de la cual tiene como destino Europa, donde los grupos criminales dominicanos también mantienen presencia en varias ciudades importantes.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre República Dominicana

LaSusa y McDermott también analizaron el papel de la corrupción en hacer más fácil la creciente importancia de los grupos criminales dominicanos en el negocio internacional de la droga, incluyendo alertas recientes de políticos dominicanos sobre la posible influencia criminal en el proceso electoral y la condena en 2016 de exjefe de la policía nacional antinarcóticos por delitos de drogas.

Además de la corrupción, McDermott y LaSusa hablaron sobre lo estratégico de la situación geográfica de República Dominicana, como el mayor atractivo para los traficantes. Uno de los países más poblados del Caribe, República Dominicana está ubicada cerca de otros países isleños con fuertes nexos históricos y comerciales con Europa, lo que los convierte en puntos de trasbordo ideales para los estupefacientes destinados a ese continente. La inestabilidad política y la corrupción en la vecina Venezuela es otro factor que puede haber contribuido al aumento de los flujos de cocaína hacia República Dominicana en los últimos años.

La conversación concluyó con la predicción de McDermott en el sentido de que el rol de los grupos dominicanos del crimen y de República Dominicana en el negocio global de la droga no hará otra cosa más que seguir aumentando su importancia en los años por venir.

Vea la transmisión de Facebook Live para conocer toda la conversación: