La investigación del ICIJ, conocida como Los Papeles de Panamá, rastrea los vínculos de las élites con compañías offshore

Una fuga masiva de documentos confidenciales de una firma de abogados panameña arroja luces sobre la manera como las élites de todo el mundo utilizan compañías fantasma en paraísos fiscales para ocultar sus activos, en algunos casos facilitando la corrupción y el lavado de dinero.

Periodistas investigativos de quince países de América Latina y el Caribe —y de Puerto Rico—ayudaron a que el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus iniciales en inglés) examinara los documentos que se han denominado “Papeles de Panamá” (Panama Papers).

Los documentos filtrados provienen de Mossack Fonseca, una empresa que les ayuda a sus clientes a establecer compañías ficticias en paraísos fiscales como Panamá y las Islas Vírgenes Británicas, para que puedan mantener sus riquezas bajo la identidad de otras personas.

Tener activos en una compañía fantasma no es ilegal, pero se ha convertido en una manera para que aquellos que han ganado dinero ilegalmente —por ejemplo mediante esquemas de corrupción o tráfico de drogas— mantengan sus ganancias en secreto.

A continuación se presentan algunas de las figuras latinoamericanas más prominentes mencionadas en los documentos filtrados.

México

Proceso informó que entre los documentos filtrados de Fonseca había evidencia de cómo la firma panameña de abogados ayudó a narcotraficantes mexicanos a guardar sus capitales en empresas fantasma en paraísos fiscales. El cliente más importante de la compañía era Rafael Caro Quintero, uno de los fundadores del desaparecido Cartel de Guadalajara. Según Proceso, Mossack Fonseca creó dos compañías fantasma para Caro Quintero en la década de los ochenta.

La empresa también creó una compañía para dos personas que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó en su lista negra por supuestas conexiones con el Cartel de Jalisco, informó Proceso.

Un conocido magnate y un hombre de negocios que ha tenido muchos jugosos contratos con el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto —y que además fue un actor clave en el escándalo de la “casa blanca” de Peña Nieto— aparecen también entre los clientes de Mossack Fonseca.

Honduras

César Rosenthal, miembro del acaudalado y conflictivo clan Rosenthal, creó una compañía fantasma dedicada a la compra de aviones por intermedio de Mossack Fonseca. La empresa poseía un avión que fue confiscado y examinado en Guatemala como parte de una operación de tráfico de drogas. Tres miembros de la familia Ronsenthal —entre ellos el ex vicepresidente Jaime— han sido acusados en Estados Unidos por lavado de dinero y tráfico de drogas.

Brasil

João Lyra, quien alguna vez fue el miembro más rico del Congreso de Brasil, con una fortuna estimada en US$140 millones, aparece en los documentos de Fonseca vinculado a una compañía fantasma panameña.

Además, Idalécio de Oliveira, un actor clave en el actual escándalo de Petrobras en Brasil, también aparece en los documentos de Fonseca vinculado a varias compañías fantasma. El ICIJ informa que Oliveira obtuvo un jugoso contrato con la petrolera nacional brasileña Petrobras varios años antes de que la compañía llegara a estar bajo investigación por conducir un masivo esquema de corrupción. La Fiscalía General de Brasil ha acusado a Oliveira de pagarle sobornos al exdirector de la Cámara de Representantes del Congreso de Brasil en conexión con la investigación de Petrobras.

Perú

Como lo informan IDL Reporteros y Ojo Público, hay cuatro destacadas figuras peruanas que aparecen en los documentos de Mossack Fonseca.

Una de ellas es Jorge Yoshiyama Tanaka, el sobrino del exministro del gobierno durante la administración del presidente Alberto Fujimori (1990-2000). El nombre de Jorge Tanaka aparece vinculado a una compañía fantasma en las Islas Vírgenes Británicas. Él y su tío donaron cerca de US$61.100 a la campaña presidencial de Keiko Fujimori en enero de 2016, y la esposa de Tanaka donó aproximadamente US$60.800.

Mossack Foneca le ayudó además a José Lizier Corbetto a registrar una sociedad fantasma en 2010, aunque en 2004 la firma de abogados ya había incluido a Lizier en su “lista negra” de clientes. Se sabe que en el año 2000 Lizier ayudó a salir del país al exjefe de inteligencia de Perú, Vladimiro Montesinos —quien alguna vez fue un poderoso narcotraficante—.

La esposa de Antonio Ibárcena Amico, otra importante figura política durante la época del presidente Alberto Fujimori, también aparece en los documentos de Fonseca. Ibárcena era el jefe de inteligencia naval de Perú y más tarde se desempeñó como director de la marina. Su esposa y su hijo están siendo investigados por lavado de dinero en Perú, mientras que Ibárcena ha sido investigado por enriquecimiento ilícito.

César Almeyda Tasayco, un importante funcionario político del presidente Alejandro Toledo (2001-2006), también aparece en los papeles de Fonseca vinculado a una compañía fantasma que Mossack Fonseca decidió dejar de representar en 2004. Almeyda enfrentaba múltiples investigaciones de corrupción en ese momento, incluyendo acusaciones de que había mantenido conversaciones secretas con un testigo clave en el escándalo de tráfico de drogas de Montesinos.

El Salvador

Según El Faro, más de 220 sociedades fantasma creadas por Mossack Fonseca trabajaron con al menos 33 clientes salvadoreños entre 2000 y 2015. Las cuentas fueron utilizadas para proporcionar anonimato para la compra de inmuebles y la transferencia de grandes cantidades de dinero, informó El Faro. La mayoría de los clientes salvadoreños eran abogados que fueron contratados para crear las empresas fantasma, pero ocho clientes buscaron los servicios de Mossack Fonseca sin recurrir a ningún abogado como intermediario. Entre estos clientes —cuya identidad se revelará en informes posteriores publicados por El Faro, según lo indicó el sitio web— se encuentra “un importante hombre de negocios involucrado en la política”, un miembro del partido de derecha ARENA, y un empresario vinculado al partido de izquierda FMLN.

Ecuador

Pedro Delgado, primo del actual presidente Rafael Correa, ha sido acusado de fraude en Ecuador y actualmente vive en Estados Unidos. Uno de los clientes bancarios de Mossack Fonseca ayudó a Delgado y a su esposa obtener una hipoteca por US$190.000 para comprar una casa en Miami, según el ICIJ.

El actual fiscal general de Ecuador, Galo Chiriboga, trabajó con Mossack Fonseca para crear una compañía fantasma y comprar una casa por US$2.800. Los dueños de la casa lo demandaron después, argumentando que la propiedad valía en realidad más de US$1 millón.

Según informó El Universo, otro importante ecuatoriano que aparece en los documentos de Mossack Fonseca es Javier Molina Bonilla, quien trabajó como asesor de la Secretaría Nacional de Inteligencia (la agencia de espionaje del gobierno), entre 2014 y 2015. Molina Bonilla ayudó a establecer una oficina de Mossack Fonseca en Quito y aparece vinculado a casi veinte compañías fantasma.

Colombia

Carlos Gutiérrez Robayo, cuñado del exalcalde de Bogotá, Gustavo Petro, aparece en los documentos de Mossack Fonseca vinculado con al menos 12 compañías fantasma, muchas de ellas relacionadas con los sectores de la ganadería y los bienes raíces.

Venezuela

Víctor Cruz Weffer fue el comandante de las fuerzas armadas de Venezuela en el año 2001, hasta que fue despedido luego de una investigación de corrupción en la que fue acusado de mal manejo de unos US$113 millones de fondos públicos. Es mencionado como accionista de una compañía fantasma registrada en 2007, el mismo año en que fue formalmente acusado de enriquecimiento ilícito y de no declarar sus activos financieros.

Antes de ejercer como presidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA) entre 2005 y 2008, Jesús Villanueva ocupó otros cargos importantes en la empresa, incluyendo el de auditor general de la compañía. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos está investigando a PDVSA por usar compañías fantasma y otros métodos para lavar unos US$4 mil millones. Mossack Fonseca creó una empresa panameña vinculada a Villanueva en 2009. El dinero fue entonces trasladado de esa empresa a una cuenta bancaria en Suiza.

Armando.info informó que un ex guardaespaldas del presidente Hugo Chávez aparece en los documentos de Mossack Fonseca como el dueño de varias empresas panameñas y como titular de una cuenta en un banco suizo.

Argentina

Daniel Muñoz, quien se desempeñó como secretario del expresidente Néstor Kirchner antes de trabajar como ayudante de Cristina Férnandez de Kirchner, está vinculado a una compañía fantasma en las Islas Vírgenes Británicas, informó ICIJ. Muñoz fue investigado por enriquecimiento ilícito en el 2009, aunque los cargos fueron retirados más tarde.

Kirchner no es el único líder político argentino con socios que aparecen en los documentos de Fonseca. El actual presidente, Mauricio Macri, aparece con varios miembros de su familia como directores de una compañía fantasma en las Bahamas. Además, el ministro de Hacienda de Buenos Aires bajo la administración Macri, Néstor Grindetti, estuvo vinculado a una compañía fantasma panameña que transfirió fondos a una cuenta suiza.

Chile

Cerca de 70 compañías fantasma de Mossack Fonseca vinculadas a Chile permanecen activas, informó Ciper, y cerca de 200 fueron creadas entre 1970 y 2015.

Una importante compañía fantasma implica al magnate Alfredo Ovalle Rodríguez. En los documentos de Fonseca se puede ver que él tiene poder notarial sobre una compañía fantasma panameña, que fue usada para abrir varias cuentas bancarias y hacer inversiones en el sector de la minería en Chile. Ovalle había sido investigado en Chile por su vinculación a la fuerza de policía secreta del expresidente Augusto Pinochet, reportó el sitio web de periodismo investigativo Ciper.

Ciper informó que otros destacados chilenos que aparecen en los documentos de Fonseca son el candidato presidencial de 1989 y el exministro de Finanzas de Pinochet, Hernán Büchi, así como líderes de la industria del juego y un empresario que ganó millones de dólares mediante contratos de servicios de acueductos del Estado.

Guatemala

Guatemala ocupa el sexto lugar de los países del mundo con el mayor número de clientes de Mossack Fonseca (33 clientes, más de 1.200 compañías fantasma y 444 intermediarios), según Univisión.

Univisión informó que entre los clientes guatemaltecos de Mossack Fonseca se encuentra una empresa dirigida por la presunta narcotraficante Marllory Chacón, a quien las autoridades estadounidenses acusan de lavar al menos US$4 millones provenientes de la droga en Panamá entre 2009 y 2010. Chacón —descrita por el Departamento del Tesoro como “la más activa blanqueadora de dinero” en Guatemala— también tiene cuentas con uno de los mayores bancos de Guatemala, lo que plantea interrogantes sobre la falta de supervisión de la banca en el país.

Panamá

Riccardo Francolini aparece como titular de varias sociedades fantasma durante el mismo período de tiempo en que se desempeñó como director del aeropuerto estatal, y posteriormente como presidente del banco estatal de Panamá. Ha estado vinculado a un escándalo de corrupción que involucra al expresidente Ricardo Martinelli, aunque no se han levantado cargos contra él.