Pandillas

Presidente estadounidense Donald Trump

InSight semanal: La demistificación de los datos alternativos de la administración Trump sobre la MS13

En nuestra sesión del 20 de abril en Facebook Live, el codirector Steven Dudley habló con el investigador sénior Héctor Silva Ávalos sobre la reciente ofensiva retórica que lanzó la administración del presidente estadounidense Donald Trump contra la MS13.

Más noticias de Pandillas

  • GameChangers 2016: Élites, crimen organizado y estruendos políticos

    La presidenta Dilma Rousseff fue removida de su cargo en medio de escándalos de corrupción

    Bienvenido a los GameChangers de InSight Crime 2016, donde destacamos las tendencias más importantes del crimen organizado en América. A lo largo del año el centro de atención se mantuvo en las investigaciones nuevas y en curso de casos de crimen organizado y corrupción de las élites políticas de la región, mientras que otros líderes políticos lucharon para poner freno a la criminalidad rampante, relacionada en parte con las negociaciones dirigidas por el Estado con guerrillas de izquierda y pandillas callejeras.

  • Policías de El Salvador preparan venganza contra las pandillas

    Policías afuera de un funeral de un compañero caído.

    El mismo día que enterraron al séptimo policía asesinado por pandilleros en noviembre, el gobierno anunció su nuevo plan de respuesta llamado “Némesis”, que significa venganza. Este plan, que es un recalentado de medidas que ya se ejecutan, promete poco. Sin embargo, ante la nueva apuesta gubernamental, policías del nivel básico dicen estar tomando sus propias medidas: unos han decidido huir y otros han optado por crear células en todo el país para matar pandilleros y sus familiares. Las autoridades, ante las cámaras, niegan esto último y dicen que es “especulación”.

  • Informe asegura que pandillas en El Salvador crearon estado paralelo

    Policía cubre con pintura grafiti de la MS13 en El Salvador

    Un nuevo estudio afirma que las poderosas pandillas callejeras han llegado lejos en la creación de un estado paralelo en El Salvador, lo que constituye un marco útil para ilustrar el alcance del impacto de las pandillas en la sociedad y su efecto en detrimento de la gobernabilidad.

  • El empresario de El Salvador que no paga a las pandillas

    Catalino Mirando, dueño de la compañía de buses Acoste, posa con su pistola de 9 mm en su oficina
    Uno de los principales empresarios del transporte de pasajeros de El Salvador reta a las pandillas al no pagarles extorsión. Catalino Miranda entiende que la Policía y la Fiscalía no resolverán su problema, y opta por armarse y contratar a exmilitares para que le den seguridad. La mayoría de empresarios de buses y microbuses pagan incluso "aguinaldo" a las pandillas, pero Catalino se resiste, aunque eso haya costado la vida, según él, a un par de decenas de sus empleados.
  • La ruta de buses que institucionalizó la extorsión en El Salvador

    Los pagos de extorsión son deducidos de los salarios de algunos conductores de buses

    En El Salvador, la extorsión que exigen las pandillas se ha normalizado tanto que existe una ruta de buses que descuenta a sus motoristas, directamente en planilla, para entregar un pago anual a la pandilla Barrio 18. Los motoristas, resignados, lo entienden: negarse a pagar equivale a morir y denunciar, en un Estado que ha perdido el control territorial, servirá de muy poco. 

  • 'Pandilleros presos en El Salvador tienen capacidad de dirigir a la pandilla en EEUU'

    El agente especial David LeValley fue, hasta el 8 de noviembre pasado, jefe de la división criminal de la oficina del Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus inciales en inglés) en la capital de Estados Unidos. Desde esa oficina atestiguó el crecimiento de la MS13 y de Barrio 18, así como de otras pandillas menores en el Distrito de Columbia y en los condados de Maryland y Virginia en los que viven decenas de miles de migrantes centroamericanos. A principios de este año colaboró en la investigación a la clica Sailors Locos de la MS13 en Virginia, la cual concluyó en mayo con la condena de media docena de pandilleros por, entre otros delitos, ocho homicidios. Hoy, a punto de retirarse de su oficina en Washington, LeValley cree que la pandilla salvadoreña vive un nuevo periodo de expansión en la costa este de Estados Unidos. (Esta conversación ha sido editada por motivos de claridad).

  • La vez que la MS13 quiso ser una sola pandilla (y fracasó)

    La MS13 se ha ido fortaleciendo en Estados Unidos. El investigador Carlos García cuenta cómo uno de sus líderes en California intentó unificar el proyecto criminal a nivel nacional.

  • Aumento de escuadrones de muerte en El Salvador sería por falta de control estatal

    Agentes de la policía en El Salvador

    Numerosas fuentes le han dicho a Al Jazeera que la incapacidad de las autoridades para reducir el crimen en El Salvador ha contribuido al surgimiento de un temible grupo dedicado a matar a presuntos pandilleros, pero los intentos del gobierno por retomar el control están exacerbando la violencia.

  • Un 'carnal' en la MS13

    El debate sobre si la MS13 está trabajando con o para narcotraficantes sigue a lo largo del continente. En esta investigación, el periodista Carlos García cuenta la historia sobre cómo un miembro de la MS13 entró en el negocio de la distribución de metanfetaminas, bajo la sombra de la poderosa Mexican Mafia.

  • La nueva expansión de la MS13 en la Costa Este de EEUU

    Agentes y fiscales federales y locales están seguros de que la MS13 se ha fortalecido en la Costa Este de Estados Unidos. No son solo los cadáveres de jóvenes desmembrados y asesinados con una crueldad que los policías no veían desde la década pasada. Son también investigaciones que hablan de una comunicación más activa entre las clicas de la MS13 en Massachusetts, Virginia, Nueva York, Nueva Jersey y Maryland con sus pares en las cárceles salvadoreñas, y de órdenes explícitas provenientes del liderazgo nacional de la pandilla en esas prisiones para volver a correr el llamado Programa de la Costa Este.