Wilter Neptalí Blanco Ruíz, líder del Cartel del Atlántico

InSight Crime ha conocido nuevos detalles sobre un acuerdo de aceptación de culpabilidad entre los fiscales federales de Estados Unidos y Wilter Neptalí Blanco Ruíz, presunto líder de uno de los mayores grupos narcotraficantes de Honduras, lo que lleva a preguntarse por la información que el capo capturado podría proporcionar a las autoridades.

El 17 de agosto, Blanco, supuesto líder del Cartel del Atlántico, fue condenado a 20 años de prisión por un tribunal federal de Estados Unidos en Miami, tras haberse declarado culpable por un cargo de narcotráfico, según los registros de la corte.

Blanco fue imputado por las autoridades estadounidenses el 5 de agosto de 2016 por conspirar para distribuir cinco kilogramos o más de cocaína, sabiendo que serían ingresados a Estados Unidos. Él se declaró culpable de dicho cargo el 2 de julio de este año.

VEA TAMBIÉN: Perfil del Cartel Atlántico

Como parte de la declaración de culpabilidad negociada con las autoridades, Blanco ha acordado proporcionar información sobre su papel como "líder" de una organización hondureña que recibió cocaína de Colombia y países vecinos, y que, según los documentos judiciales, luego fue revendida y enviada a Guatemala, México y Estados Unidos.

Específicamente, el acuerdo se enfoca en dos cargamentos que fueron despachados en enero y febrero de 2015, y que Blanco presenció y supervisó, uno de 800 kilogramos y el otro de más de 1 tonelada de cocaína.

En octubre de 2016, Blanco estaba supuestamente preparándose para entregarse a las autoridades. Sin embargo, fue arrestado un mes después cerca de San José, la capital de Costa Rica, en una operación conjunta entre las autoridades de Honduras, Estados Unidos, y Costa Rica, país desde donde fue extraditado directamente a Estados Unidos.

Blanco también enfrenta cargos por lavado de dinero en Honduras.

Análisis de InSight Crime

Blanco participó por mucho tiempo en el comercio de drogas en Honduras, como líder del Cartel del Atlántico, y dadas las supuestas conexiones de su grupo criminal con altos funcionarios militares, policiales y políticos, es posible que él tenga una gran cantidad de información para ofrecerles a las autoridades estadounidenses.

Según documentos judiciales, Blanco ha estado vinculado al narcotráfico desde 1999. Y hacia 2016, Estados Unidos estaba supuestamente investigando a más de 30 miembros de las élites de Honduras —incluyendo alcaldes, representantes del Congreso, jueces, militares en servicio y agentes de la policía— por presuntos vínculos con el Cartel del Atlántico.

VEA TAMBIÉN: Élites y Crimen Organizado en Honduras

Por otra parte, Blanco fue supuestamente quien les pagó a policías hondureños para llevar a cabo el asesinato del exzar antidrogas de Honduras, Julián Arístides González Irías, en diciembre de 2009. Pero Blanco también ejerció influencia fuera de Honduras. Según informes de prensa, el Cartel del Atlántico también ha sido relacionado con un prominente miembro del Cartel de los Soles, una organización de narcotraficantes conformada por militares venezolanos.

Aunque ya queda poco del Cartel del Atlántico, la información que Blanco les pueda proporcionar a las autoridades podría ser la estocada final para el grupo, y también podría afectar en general a la dinámica criminal de la región.