El candidato presidencial Lacalle Pou

Los dos principales candidatos presidenciales en Uruguay han expresado dudas sobre la emblemática ley de legalización de la marihuana en el país. ¿Se reducirá la legislación de la marihuana o es simple politiquería?

El 22 de octubre, Luis Lacalle Pou, el candidato presidencial por el Partido Nacional, reiteró que de ser elegido en las elecciones del 26 de octubre modificaría la legislación de la marihuana de Uruguay, según Infobae. Lacalle señaló que de ser elegido se desharía de las disposiciones que permiten al gobierno establecer un mercado regulado para la marihuana, pero que los ciudadanos podrían continuar cultivando marihuana para uso personal y la podrían comprar en los llamados "clubes de cannábicos".

Las declaraciones de Lacalle se presentan una semana después de que el expresidente Tabaré Vázquez, candidato del partido en el poder, se refiriera a la venta de marihuana en las farmacias como algo "insólito", indicando que estaría abierto a reformar la legislación. Vázquez también ha indicado anteriormente que pretende usar el registro de cultivadores y consumidores de marihuana del país para ofrecerles tratamiento médico.

Según una encuesta publicada el 8 de octubre, Vásquez lleva la delantera a Lacalle por apenas un punto porcentual, una señal de que una segunda vuelta sería algo muy probable -y sería celebrada a finales de noviembre.

Análisis de InSight Crime

Si bien las declaraciones de los candidatos pueden sonar alarmantes para los defensores de la reforma de la políticas de drogas, la retórica puede tener más que ver con el deseo de ganar más votos que con la intención de cambiar significativamente la ley. En una encuesta de julio, más del 60 por ciento de los encuestados dijo que se oponía a la ley que legaliza la marihuana en el país, señalando que la legislación podría ser una parte de una estrategia para atraer votantes. "Las declaraciones de ambos candidatos no son más que típica politiquería en la antesala de las elecciones del 26 de octubre, y no significan que la ley vaya a ser modificada, y mucho menos derogada, en el corto plazo," dijo a InSight Crime el investigador de Open Society Foundations Geoffrey Ramsey [Ramsey también es un colaborador de InSight Crime]

 

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre legalización en Uruguay

Bajo la legislación actual -que ha sido impulsada por el presidente José Mujica, quien no es elegible para postularse a la reelección- las empresas compiten para ganar licencias del gobierno y así poder cultivar marihuana con fines comerciales, para la venta en las farmacias. Además, la legislación exige la creación de un registro del gobierno para monitorear el número de personas que cultivan la droga para el consumo personal. Según Infobae, actualmente hay seiscientos productores registrados en el país.

Como la primera de su tipo, no es sorprendente que la ley de la marihuana de Uruguay haya enfrentado importantes contratiempos. Es probable que el éxito -o el fracaso- de la legislación desempeñe un papel importante en la reforma de la política de drogas regional, mientras otros países evalúan el controvertido experimento de Uruguay.