Sospechosos en banda de tráfico en Ecuador

Las autoridades ecuatorianas creen que un capitán de la policía tenía un rol de mando en la coordinación de los eslabones en Ecuador de una de las mayores redes de narcotráfico que se hayan visto en el país, lo que demuestra el papel central que tiene la corrupción en la apertura de rutas de trasbordo en Ecuador.

Luego del arresto de un presunto capo de la droga en Ecuador, la policía nacional realizó 20 operativos en su lado de la frontera, de los cuales resultaron 11 personas capturadas y US$12 millones en efectivo decomisados.

Entre los detenidos está un capitán de la policía, que era "pieza clave" de la organización, según declararon fuentes de inteligencia al diario El Comercio. El capitán presuntamente coordinaba la logística de seguridad para las operaciones de tráfico y pasaba información sobre operativos de la policía.

Según el Ministerio del Interior en Ecuador, la red pasaba cocaína por la frontera colombiana y la transportaba hasta puntos de almacenamiento en las provincias de Manabí y Guayas en el Pacífico. Los cargamentos de drogas se enviaban posteriormente hacia Centroamérica usando lanchas rápidas.

Las autoridades creen además que la banda tuvo relación con una serie de homicidios y amenazas a policías y fiscales con el fin de proteger sus operaciones.

Análisis de InSight Crime

El presunto rol de mando del capitán de la policía en la banda narcotraficante no es un hecho aislado en Ecuador. Según estadísticas obtenidas por El Comercio, desde 2013 se ha retirado de sus cargos a 61 agentes de policía por presuntos vínculos con narcotraficantes.

Casos anteriores han implicado a oficiales de alto rango, entre ellos un mayor y un coronel, que había servido como director de la Interpol en Ecuador. La persecución de agentes corruptos ha llegado incluso a enfrentamientos fatales, como el tiroteo ocurrido en 2015 entre policías, de quienes se dice que transportaban narcóticos, y sus colegas, el cual cobró las vidas de dos agentes.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre Ecuador

En el caso más reciente, el capitán de la policía presuntamente ayudaba a dirigir la que sería, de resultar ciertas las acusaciones de las autoridades, la más importante red transnacional de narcotráfico dirigida por ecuatorianos que se haya desarticulado, lo que posiblemente marque una evolución en el crimen organizado ecuatoriano.

El servicio que prestan estos agentes corruptos, con el paso de información y la coordinación de seguridad y paso sin requisas para los cargamentos, es un componente clave de cualquier operación de narcotráfico a gran escala, sin la que no habría sido posible dicha evolución.