Gaspar García Torres, procurador general de Quinta Roo,

Según informes, el Cartel del Golfo ha expulsado a sus rivales, los Zetas, fuera del estado de Quintana Roo y de la zona turística de Cancún, dejando potencialmente al cartel en resurgimiento con el control de una ruta de tráfico muy popular a lo largo de la costa caribeña de México.

Según el procurador general del estado, Gaspar Armando García Torres, actualmente sólo hay dos organizaciones criminales presentes en Cancún y en el tramo costero conocido como la Riviera Maya: el Cartel del Golfo y un grupo local llamado los Pelones. Existe alguna evidencia de que estas dos organizaciones están trabajando en conjunto: en diciembre de 2012, una "narco-manta" declaró que los Pelones se habían unido al Cartel del Golfo.

El año pasado, Quintana Roo se clasificó como el decimoprimer estado más violento de los 31 estados de México. La ola de violencia ha continuado durante 2013; pero, según García, la mayoría de los asesinatos incluyen las ejecuciones de miembros de los Zetas que se negaron a someterse al Cartel del Golfo.

Análisis de InSight Crime

En los últimos meses, la información sobre la dinámica de la seguridad en Quintana Roo ha sido un poco confusa, y es probable que la situación sea más compleja y volátil que la que García está sugiriendo.

Apenas unos días antes de los comentarios de García, Milenio informó que la región estaba siendo disputada por el Cartel del Golfo, el Cartel de Sinaloa y los Zetas, que están aliados con los Pelones en algunas zonas, según el diario.

A principios de este año, la firma de análisis de seguridad Stratfor afirmó que el Cartel del Golfo, los Zetas y el Cartel de Jalisco-Nueva Generación (CJNG) se han estado disputando la región desde 2012, y que el CJNG se alió con los Pelones.

Las alianzas en el mundo de las drogas son a menudo temporales y frágiles. Además, las facciones locales de los grandes carteles a menudo actúan autónomamente, dando lugar a informes contradictorios y haciendo que la verdad de la situación sea difícil de desenredar.

No obstante, si es cierto que el Cartel del Golfo ahora tiene el control efectivo de la región, esto marcaría una importante victoria en su larga guerra en contra de su antiguo brazo armado, los Zetas; y proporcionaría otras pruebas de que el cartel, alguna vez en declive, puede estar experimentando un resurgimiento en algunas áreas.