WhatsApp es una de las aplicaciones de internet más usadas en Brasil

Una investigación por narcotráfico en Brasil ha desatado un escándalo por la privacidad en internet y las libertades civiles, luego de que un juez ordenara suspender temporalmente la popular aplicación de mensajes WhatsApp, un presagio de futuros conflictos sobre las herramientas de comunicación y encriptado en investigaciones sobre crimen organizado.

Un juez del estado de Sergipe, al noreste de Brasil, ordenó a las firmas brasileñas de telecomunicaciones la suspensión del servicio de WhatsApp en todo el país, luego de que la firma de mensajería se rehusara a entregar datos relacionados con la investigación en curso de un caso de narcotráfico.

En consecuencia, muchos brasileños notificaron la imposibilidad de acceder a WhatsApp el 2 de mayo. Al día siguiente, sin embargo, la app comenzó a funcionar normalmente después de que una corte de apelaciones anulara el fallo del juez, informó el sitio web de noticias UOL.

El caso en los estrados, iniciado en 2013, involucra mensajes intercambiados por medio de WhatsApp entre presuntos vendedores de estupefacientes, según BBC Brasil. El juez que preside el caso, Marcel Maia Montalvão, había solicitado anteriormente a WhatsApp la entrega de datos que se consideraban relevantes para la investigación. Después de que la empresa no cumpliera, Montalvão ordenó el arresto de un ejecutivo local en la matriz de WhatsApp, Facebook, en marzo. El ejecutivo fue liberado después de 24 horas, según la BBC.

Como respuesta a las acciones del juez, la empresa de mensajería declaró que "no puede suministrar información que no tiene" a las autoridades brasileñas, según The New York Times. Los mensajes que se envían por WhatsApp no se almacenan en los servidores de la empresa, aunque más recientemente, WhatsApp añadió encriptación completa a todos sus servicios de mensajería.

Análisis de InSight Crime

La medida de Montalvão recibió una avalancha de críticas de los defensores de la libertad en los medios de comunicación, de periodistas locales y de usuarios de las redes sociales. Sin embargo, como lo informó la BBC, en el estado de Sergipe Montalvão es considerado un juez efectivo, cuyos fallos son duros con el crimen, posición que algunos valoran en una zona con una de las tasas de homicidios más altas de Brasil.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Brasil

Sin embargo, es casi indiscutible que los observadores también están justificados en la manifestación de su inquietud por la libertad en internet en Brasil. No era la primera vez que un juez ordenaba una suspensión nacional de WhatsApp después de que la empresa no proveyera datos que se consideraban importantes para una investigación penal. El impacto de tales decisiones puede extenderse mucho más allá de la empresa misma.

Brasil no es el único país de la región donde las autoridades han entrado en conflicto con firmas tecnológicas en el curso de sus investigaciones. Estados Unidos asistió hace poco a un dramático impasse entre Apple y el Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus iniciales en inglés) después de que la primera se negara a desbloquear un iPhone en una investigación por terrorismo. Los investigadores finalmente hallaron la manera de desbloquearlo sin la participación de Apple.

Con el aumento en la sofisticación e importancia de las herramientas de comunicación y la tecnología de encriptación en actividades legales e ilegales, lo más probable es ver un incremento en esos conflictos entre la privacidad y la necesidad de combatir las mafias del crimen organizado.