Las personas detenidas en Cartagena

Las autoridades de Colombia han desmantelado tres redes de prostitución infantil, incluyendo una de la que presuntamente hacía parte una reina de belleza, poniendo de relieve el problema generalizado que representa el turismo sexual infantil y los vínculos entre las redes involucradas.

En operaciones simultáneas, el 12 de octubre las autoridades de Estados Unidos y Colombia desmantelaron redes de prostitución infantil en las ciudades de Cartagena, Medellín y Armenia, informó El Tiempo.

Según Semana, cinco presuntos miembros de la red de Cartagena -incluyendo la reina de belleza local y modelo Kelly Johana Suárez Moya- fueron capturados durante una fiesta que habían organizado para turistas sexuales en una isla cerca de la ciudad. Entre las víctimas había 25 menores de edad entre los 13 y 17 años, quienes dijeron a las autoridades que habían sido engañadas para asistir a la fiesta. Suárez es acusada de reclutar a las menores de edad a través de las redes sociales, bajo la consigna de una agencia de modelos.

En Medellín, cuatro personas fueron detenidas mientras intentaban ofrecer los servicios de menores de edad a agentes encubiertos de El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) que se hacían pasar por turistas sexuales. Según El Tiempo, muchas de las víctimas de la red presuntamente eran drogadas con la droga sintética 2CB.

Las investigaciones revelaron vínculos entre las redes de prostitución en Cartagena y otras partes del país, informó El Heraldo. Según El Tiempo, la red de prostitución desmantelada en Armenia estaba vinculada a anillos de trata de niños en la región cafetera (donde se encuentra Armenia) que los enviaban a las ciudades de la Costa Atlántica del país.

Análisis de InSight Crime

Además de ilustrar las tácticas empleadas por las redes de prostitución infantil, las capturas recientes muestran cómo las redes en diferentes regiones de Colombia pueden estar interconectadas. Como lo ilustra el caso de Medellín, en el que un taxista ayudaba a reclutar a las niñas, a menudo estas redes son protegidas y facilitadas por empresas legítimas relacionadas con el turismo. Los hoteles son otros grandes culpables en este sentido.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Colombia

La prostitución infantil es un problema importante en Colombia, donde, según estimaciones de 2011, en el país hay unos 35.000 menores de edad que son explotados sexualmente. El problema es alimentado por el turismo sexual, sobre todo en centros turísticos como Cartagena, donde una gran cantidad de niños pobres se ven obligados o forzados a prostituirse.

Medellín es otro centro de prostitución infantil, con algunos casos en los que las menores de edad son explotadas por las bandas y vendidas en el comercio sexual. Algunas de estas niñas incluso son subastadas a turistas sexuales que pujan por su virginidad.