Droga incautada en Santa Cruz

El gobierno boliviano ha admitido que el crimen violento está en aumento y que las fuerzas de seguridad están mal equipadas para lidiar con ello, lo que evidencia que la presencia del crimen transnacional y el aumento del narcotráfico han causado estragos.

Carlos Romero, Ministro de Gobierno, dijo que aunque la tasa de homicidios de Bolivia, de 11 por cada 100.000 habitantes, aún estaba lejos de las de Centroamérica, la cual se encuentra "(…) tres veces por encima de los países que han logrado éxito en políticas de seguridad ciudadana, particularmente de la experiencia chilena", informó EFE.

Las tasas de criminalidad han aumentado en los últimos años, dijo el Ministro, y la policía carece de personal y equipamiento. Romero dijo que hay un policía por cada 301 habitantes, cuando la tasa ideal es uno por cada 250; agregando que por cada vehículo oficial había 34 agentes y 17 para cada moto, lo que limita la capacidad de patrullaje y la movilidad.

El gobierno está implementando un nuevo plan de seguridad que busca llevar a cabo "intervenciones especiales" de más de mil policías y decenas de fiscales en las ciudades con los índices más altos de delincuencia, como Santa Cruz y Cochabamba.

Análisis de InSight Crime

Hay una variedad de factores que contribuyen al deterioro de la seguridad en Bolivia, históricamente uno de los países más seguros de Suramérica. Al ser uno de los tres principales países productores de cocaína en el mundo, el narcotráfico ha visto cada vez más participación de actores criminales internacionales, en particular los poderosos grupos criminales de las prisiones de Brasil. Se estima que el 80 por ciento de la cocaína boliviana termina en Brasil, y una importante cantidad de cocaína peruana también viaja a través del país, siendo la ciudad oriental de Santa Cruz el epicentro regional para el paso de narcotraficantes. Las incautaciones de base de coca se duplicaron entre 2006 y 2011, mientras que las incautaciones de clorhidrato de cocaína casi que se cuadruplicaron.

Mientras tanto, las fuerzas de seguridad bolivianas y el sistema judicial son notoriamente débiles y corruptos, y han perdido el apoyo institucional otorgado anteriormente por Estados Unidos. Este país cortó el último de sus lazos antinarcóticos cuando cerró su oficina boliviana antidrogas en mayo, el último clavo en el ataúd de una relación que se había deteriorado constantemente desde la expulsión de DEA en 2008.

Investigaciones

Prev Next

La justicia y la creación de un Estado mafioso en Guatemala

El edificio del IGSS en Guatemala

Mientras el Congreso de Guatemala se prepara para elegir a los nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia y las Cortes de Apelaciones, InSight Crime investiga cómo el crimen organizado influye en el proceso de elección. Esta historia detalla los intereses de un bloque político en particular, ...

50 años de las FARC: la guerra, la Droga y Revolución

Las FARC son insurgencia más antigua y más grande del hemisferio. InSight Crime explora las raíces del grupo, su crecimiento y sus esfuerzos por lograr un acuerdo de paz con el gobierno.

Uruguay, crimen organizado y política de drogas

Después de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de marihuana controvertido, Uruguay está a punto de convertirse en el primer país en el planeta para regular la producción, venta y distribución de la droga. InSight Crime explora las implicaciones.

Zetas en Nuevo Laredo

Tras la captura del Jefe de los Zetas "Z40", Nuevo Laredo se prepara para lo peor. Esta investigación analiza lo que hace de la ciudad un importante corredor de trata de personas, y lo que se necesita para que los Zetas puedan mantener su control sobre la ciudad. ...

Tregua entre pandillas en El Salvador

La tregua entre las dos principales pandillas de El Salvador, la MS-13 y Barrio 18, abre nuevas posibilidades para abordar el asunto de las pandillas callejeras: la principal amenaza a la seguridad en los países del Triángulo Norte.

Farc, paz y posible criminalización

Colombia tiene la posibilidad de poner fin a 50 años de conflicto civil, pero enfrenta grandes retos en la opinión pública que se opone a las negociaciones de paz, sin hablar de los altos riesgos inherentes al proceso.

Corrupción policía El Salvador

.Desde el final de la guerra civil de El Salvador, la policía del país se ha convertido en un jugador clave en el inframundo. Esta serie de cinco artículos explorar los vínculos oscuros entre las organizaciones criminales y la institución lucha contra el crimen más importante del gobierno. ...

Juárez después de la guerra

A medida que la amarga guerra entre los carteles rivales llega a su fin, Ciudad Juárez ha perdido el título de capital del asesinato en el mundo, y está avanzando hacia algo más parecido a la normalidad. InSight Crime examina el papel de políticos, la policía, y pandillas. ...