Una organización criminal liderada por un narcotraficante mexicano, que opera desde Guatemala, estaría intercambiando drogas por efectivo y explosivos con el frente 57 de las FARC.

Dicho traficante sería el enlace de ese cartel con el grupo guerrillero, indica un informe de las autoridades colombianas.

Los agentes colombianos han determinado que ese hombre tiene una red de colaboradores en Costa Rica, Nicaragua y Panamá.

En Panamá, el mexicano tiene operaciones en Chiriquí, Veraguas y Colón, donde sus colaboradores movilizan cargamentos de droga en pequeñas cantidades.

La operación empezó hace dos años y en el camino (desarrollo de las acciones) han sido detenidas unas 20 personas, a quienes le han decomisado 10 millones de bienes entre Costa Rica, Panamá, Nicaragua y Colombia.

En la actualidad, buscan al menos 15 personas, entre ellos a tres panameños que trabajan directamente con el Frente 57 y la célula del cartel de El Chapo.

Lea más en Crítica.