Se dice que el grupo opera en 10 países de Latinoamérica

Un nuevo estudio afirma que hay una red de usura manejada por colombianos activa en más de tres cuartas partes de los estados mexicanos, una nueva señal de la expansión de las operaciones ilícitas de estos lucrativos sistemas en toda Latinoamérica.

 

Al parecer las autoridades mexicanas identificaron una red colombiana de usura conformada por más de 1.800 extranjeros, cuyos tentáculos se extienden por toda Latinoamérica, según un informe del Instituto Nacional de Migración (INM) y de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) de México, al que tuvo acceso Milenio.

Dentro y en los alrededores de la capital mexicana, los prestamistas de la red —contratados en Colombia y llevados a México— ofrecen créditos a trabajadores o pequeños establecimientos comerciales con una tasa de interés de 20 por ciento por un periodo de 20 días, según el informe. Pero ante cualquier retraso en el pago, las víctimas sufren amenazas, robos y en ocasiones agresiones.

El grupo opera presuntamente en 24 de los 31 estados mexicanos, incluida Ciudad de México y el estado de México, así como en otros nueve países de Latinoamérica.

17 08 24 Colombia Mex Loan Sharks

(Gráfico cortesía de Milenio)

Se cree que la red cuenta con protección de un grupo de unos 30 agentes de policía dirigidos por los hermanos "Carmona". Estos agentes al parecer cobran una cuota a la red para evitar ser capturados, y rinden cuentas a la presunta jefe del grupo, Ángela Adriana Alzate Ayala, alias "Angie", según Milenio.

La operación de usura funciona presuntamente con la protección del cartel de Tláhuac —dirigido formalmente por Felipe de Jesús Pérez Luna, alias "El Ojos", antes de que cayera abatido en un tiroteo con los agentes de la Marina mexicana el pasado julio en Ciudad de México— y el grupo criminal La Unión de Tepito. Según el informe, el cartel de Tláhuac es filial de la Organización Beltrán Leyva (OBL) y ahora está bajo el mando de Felipe Pérez, alias "El Felipillo", según información de Milenio.

La red de prestamistas tiene una estructura jerárquica, con una cabeza ocupada por sus organizadores principales, seguida de supervisores de confianza, prestamistas y empleados que visitan a los clientes para entregar y cobrar el dinero, y finalmente quienes se encargan de promocionar los préstamos en la base.

Desde 2015, las autoridades han deportado presuntamente 135 prestamistas relacionados con estas actividades en Ciudad de México y en el estado de México.

Ya ha habido indicios de la presencia de usureros colombianos en México. En 2015, se encontró muertos a cinco colombianos que podían haber participado en el esquema de cobro de préstamos en Veracruz, México.

Análisis de InSight Crime

Las redes de usura colombianas, que se remontan inclusive a la década de 1980, han estado expandiendo su presencia por toda Latinoamérica en los últimos años. Esta tendencia es comprensible, dado que el esquema tiene una serie de ventajas claves: el costo de montar la operación es relativamente bajo, el modelo puede replicarse en cualquier lugar y, quizás lo más importante, puede usarse para blanquear ganancias criminales. Esta organización específica en el área de Ciudad de México tiene supuestamente nexos con grupos implicados en extorsión, robo, homicidio, narcotráfico y usa el sistema de préstamo/deuda para lavar dinero sucio.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Colombia

No es claro si las 1.800 personas vinculadas a los préstamos a usura que abarca casi una docena de países. Dicho esquema indicaría un nivel de sofisticación mucho mayor que el de las unidades locales que por largo tiempo han operado en Colombia. Sin embargo, la "red" identificada por las autoridades mexicanas bien puede ser poco más que células individuales en múltiples países, bajo el mismo modus operandi exitoso.