Un maderero ilegal en Perú

Estados Unidos ha bloqueado las importaciones de un exportador de madera de Perú sospechoso de ejercer la tala ilegal —la primera medida de este tipo que se toma en el país—. Pero la decisión en torno a este comercio ilícito en Perú quizá no tenga un gran impacto debido a la corrupción generalizada en el país suramericano.

Estados Unidos ha bloqueado las importaciones de madera de la compañía peruana Inversiones Oroza durante tres años, con base en evidencia que sugiere que la empresa comercia madera ilegal.

La decisión "sin precedentes" se tomó con  base en el Acuerdo de Promoción Comercial entre Estados Unidos y Perú (PTPA por sus iniciales en inglés), del año 2009, según explica un comunicado de prensa del 19 de octubre del Representante de Comercio de los Estados Unidos (USTR por sus iniciales en inglés). El acuerdo bilateral le permite a Estados Unidos solicitar que las autoridades peruanas verifiquen el origen de la madera de los exportadores.

Con base en acusaciones de "informes públicos", según las cuales  la madera de Inversiones Oroza proviene de talas ilegales, Estados Unidos le hizo la solicitud al gobierno de Perú en febrero de 2016, en relación con un cargamento específico retenido por las autoridades estadounidenses desde 2015 en el puerto de Houston, según informó El Comercio.

Según el comunicado de prensa, la investigación de Perú demostró que "una gran parte del cargamento de Oroza no cumplía con la legislación peruana".

"La tala ilegal destruye el medio ambiente y afecta a las empresas madereras de Estados Unidos y a los trabajadores estadounidenses que cumplen con las normas", dijo Robert Ligthizer, representante comercial de Estados Unidos. Relacionando la decisión con la plataforma política del presidente Donald Trump que busca defender los intereses económicos de Estados Unidos en el comercio internacional, advirtió que "se seguirá monitoreando de cerca el cumplimiento de Perú con las obligaciones adquiridas según nuestro acuerdo comercial".

Análisis de InSight Crime

La decisión de actuar contra Inversiones Oroza sienta un precedente positivo contra una lucrativa actividad ilegal que es particularmente dañina para la Amazonía de Perú, la segunda más grande del mundo después de la de Brasil. Con casi US$24 millones en importaciones de madera, Estados Unidos fue en el año 2016 el quinto socio comercial de Perú en ese sector específico.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre el ecotráfico

Pero a pesar de este alto intercambio comercial, no está claro cuál será el impacto de las sanciones que Estados Unidos impuso a las importaciones. De hecho, Estados Unidos espera que las autoridades peruanas investiguen el origen de la madera con base en el mencionado acuerdo. Por desgracia, como las investigaciones periodísticas han revelado repetidamente, la industria maderera de Perú padece de corrupción en todos los niveles del sector, que tradicionalmente no ha estado reglamentado, lo que podría obstaculizar la eficiencia de los procesos de verificación.