La ola de violencia cobró la vida del subcomisionado de Policía German Fernando Reyes Flores de 50 años de edad.

El oficial se convirtió en una de las siete víctimas que fueron acribilladas en las primeras horas de la noche del martes en la capital de Honduras.

Se informó que Reyes Flores fue interceptado por personas desconocidas, quienes le despojaron de su vehículo, una camioneta Prado, color gris, cuando transitaba frente al restaurante Catracho de la colonia Loarque y acto seguido le dispararon quitándole la vida al instante.

Lea más en El Heraldo.