Juan Jose Esparragoza Moreno, alias "El Azul"

Según los informes, el Cartel de Sinaloa ha perdido a "El Azul", uno de sus dos líderes restantes, y a otro miembro clave que dirigía las operaciones en el norte de México, aunque hasta el momento el grupo ha mantenido su cohesión frente a pérdidas similares.

Juan José Esparragoza Moreno, alias "El Azul", presuntamente murió de un ataque al corazón el 7 de junio mientras se recuperaba de las heridas sufridas durante un accidente automovilístico, informó Riodoce. El Azul era uno de los principales líderes restantes del Cartel de Sinaloa -tras la captura de Joaquín Guzmán Loera, alias "El Chapo", en febrero- la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) ha estado ofreciendo US$5 millones por su detención desde que fue acusado en 2004.

El día de la muerte de Esparragoza, las autoridades mexicanas arrestaron a Juan Carlos López, un agente clave de Cartel de Sinaloa en el norteño estado de Chihuahua. Presuntamente López controlaba las operaciones del cartel en el estado desde noviembre de 2011, traficando cocaína y drogas sintéticas a Estados Unidos, informó el Diario las Américas.

Análisis de InSight Crime

El arresto de "El Chapo" Guzmán en febrero dejó Esparragoza y a Ismael Zambada García, alias "El Mayo", a cargo de la organización. A pesar de perder a su máximo líder, el Cartel de Sinaloa parece haber mantenido su cohesión interna. Aunque hay informes de luchas internas entre los operativos del cartel en Honduras, la captura de Guzmán no desató el tipo de batallas internas que a menudo resultan de una pérdida en el liderazgo.

VEA TAMBIÉN: Perfil del Cartel de Sinaloa

Parte de la razón de esta unidad puede ser el hecho de que los principales líderes del Cartel de Sinaloa están unidos por la sangre y el matrimonio, lo que probablemente ha hecho al grupo más resistente. Por ejemplo, Esparragoza estuvo casado con la cuñada de Guzmán, y supuestamente es padrino de uno de los hijos de Zambada.

Exdetective de la policía, Esparragoza también jugó un papel clave en la negociación de los acuerdos de paz con los carteles rivales, y ayudó a Guzmán a continuar con sus operaciones de negocios mientras estaba encarcelado en México. Cuando Guzmán escapó de prisión en 2001, Esparragoza se convirtió en uno de los líderes de la organización.

Los líderes de los carteles mexicanos son bien conocidos por fingir su propia muerte con el fin de aliviar la presión de las fuerzas de seguridad. Un notorio ejemplo de esto fue el caso de Nazario Moreno González, alias "El Chayo", de La Familia Michoacana, que se creía muerto en un tiroteo en 2010, pero que apareció en un tiroteo en marzo de 2014, donde fue finalmente asesinado.

VEA TAMBIÉN: Perfil de "El Azul"

Queda por ver si la muerte de Esparragoza y el arresto de López desatarán algún conflicto interno, aunque a juzgar por la falta de consecuencias tras la captura de Guzmán, el Cartel de Sinaloa, podría ser capaz de capear esta tormenta también.