José Juan Esparragoza Jiménez

El hijo capturado del líder del Cartel de Sinaloa, “El Azul”, declaró que su padre está muerto pero es poco probable que su declaración acabe con los rumores que dicen que el capo sigue sano y con vida, en lo que fácilmente podría convertirse en la próxima gran narcoconspiración en México.

Mientras se declaraba inocente frente a los cargos por tráfico de drogas, José Juan Esparragoza Jiménez, alias “El Cora”, afirmó que él era el hijo del “difunto” Juan José Esparragoza Moreno, alias “El Azul”, informó Excelsior.

El 20 de agosto, El Cora fue arrestado en Culiacán, Sinaloa, durante una operación militar, y fue acusado de los cargos de delitos contra la salud y violaciones a la Ley Federal de Armas de Fuego. Según la Secretaría de Gobernación, “El Cora” pertenece a un grupo criminal que opera en el estado de Sinaloa, el cual produce y trafica metanfetaminas, cocaína y marihuana a Estados Unidos, informó El Informador.

Según El Proceso, El Cora es el hijo menor del segundo matrimonio de El Azul. La Procuraduría General de la República (PGR) aún tiene que verificar esto.

Análisis de InSight Crime

La noticia de que El Azul había muerto de un ataque cardíaco, mientras se recuperaba de unas heridas sufridas durante un accidente automovilístico, aparecieron en junio de este año, pero su muerte todavía debe ser confirmada oficialmente mientras persisten los rumores de que aún sigue con vida. Luego de la captura de “El Chapo” Guzmán en febrero, El Azul se convirtió en uno de los dos líderes restantes del Cartel de Sinaloa –junto con Ismael Zambada García, alias “El Mayo”- posición que sin duda aumentó la presión de las autoridades. Esto pudo haber provocado que el envejecido capo fingiera su muerte para reducir la presión o para jubilarse.

VEA TAMBIÉN: Perfil de El Azul

Aunque hasta ahora estos no son más que rumores, la presunta muerte de El Azul puede convertirse en la última de una serie de teorías de narcoconspiración similares –de las cuales por lo menos una resultó ser cierta.

La historia original de un capo que finge su muerte involucra a Amado Carrillo –conocido como el “Señor de los Cielos” por su flota de aviones. La supuesta muerte de Carrillo en 1997, por una reacción a la anestesia mientras se sometía a una cirugía plástica, aún es questionada por muchos. Los rumores han sido alimentados por extraños incidentes, como el brutal asesinato de uno de los cirujanos que lo operó.

Desde entonces, han aparecido otros varios rumores de muertes fingidas, incluyendo la del alguna vez socio de El Azul en el Cartel de Sinaloa, el Coronel Villarreal alias “Nacho Coronel”, quien supuestamente murió en julio de 2010 pero también se rumora que sigue sano y con vida.

Aunque probablemente nunca se conozca la verdad detrás de la mayoría de estas historias, en el caso del mesiánico capo y fundador de la Familia Michoacana, Nazario Moreno Gonzales alias “El Chayo”, las teorías de conspiración probaron ser ciertas. El Chayo fue reportado muerto en un intercambio de disparos en 2010, pero en realidad continuaba dirigiendo operaciones en el estado de Michoacán, hasta que fue asesinado en un tiroteo con las autoridades en marzo de 2014.