Las autoridades estadounidenses están investigando a PDVSA

Las autoridades de Estados Unidos han iniciado investigaciones sobre la compañía petrolera estatal de Venezuela por denuncias de corrupción, incluyendo la posible participación en el mercado negro de divisas y en lavado de dinero.

A principios de este mes, fiscales y agentes federales de Estados Unidos se reunieron para coordinar acciones con respecto a las múltiples investigaciones sobre la gigante petrolera estatal de Venezuela, Petróleos de Venezuela (PDVSA), según Wall Street Journal.

Las autoridades estadounidenses están investigando si PDVSA proporcionó miles de millones de dólares en sobornos para líderes venezolanos, y si estuvo implicada en negocios en el mercado negro y en esquemas de lavado de dinero, señaló el diario.

En marzo de 2015, La Red de Control de Crímenes Financieros (FinCEN por sus iniciales en inglés), adscrita al Departamento del Tesoro de Estados Unidos, emitió un comunicado en el que sostiene que más de US$4 mil millones en moneda venezolana se lavaban a través Banca Privada d'Andorra, la mitad de los cuales habían sido "extraídos" de PDVSA.

Estas declaraciones hacen parte de una investigación mayor de FinCEN sobre el banco, que también fue acusado de lavado dinero para organizaciones criminales rusas y chinas.

Desde que comenzaron las acusaciones, Estados Unidos y España han investigado las transacciones financieras de altos ejecutivos de PDVSA, entre ellos Diego Salazar y Rafael Ramírez, quien actualmente es el embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas.

Los documentos de estas investigaciones ponen de relieve el uso de compañías fachada y sobornos de Salazar y otras personas para mover millones de dólares y obtener altas ganancias personales, informó el diario.

Análisis de InSight Crime

Las investigaciones sobre corrupción empañan aún más la ya mala reputación de PDVSA y ponen de relieve la profunda implicación de altos funcionarios venezolanos en actividades criminales.

Council of Foreign Relations afirma que PDVSA representa el 25 por ciento del producto interno bruto de Venezuela y el 50 por ciento de los ingresos del gobierno, y que el país depende fuertemente de tales fondos para subvencionar los servicios sociales. Sin embargo, la empresa ha estado plagada de corrupción y malos manejos financieros, lo cual ha debilitado las ganancias y ha obstaculizado los servicios.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Venezuela

Esta investigación es un reflejo de los rampantes problemas de la empresa petrolera estatal. En enero de 2015, un exjefe de seguridad venezolano señaló que los aviones de PDVSA eran utilizados para transportar drogas ilegales. Y en febrero, las autoridades arrestaron al director de producción de PDVSA y a un empleado del Ministerio de Petróleo por cargos de corrupción.

Tales actividades criminales parecen penetrar los más altos niveles de muchas de las instituciones de Venezuela. La mayor organización narcotraficante del país, el Cartel de los Soles, está compuesta de funcionarios corruptos de las fuerzas armadas. Además, múltiples detenciones de alto nivel han demostrado que los fuertes nexos entre funcionarios del gobierno y las organizaciones criminales son comunes.