Las fuerzas armadas patrullan San Pedro Sula

Los militares de Honduras dicen que los homicidios en San Pedro Sula han caído fuertemente desde que el ejército fue desplegado en la ciudad más violenta del mundo, pero las estadísticas imprecisas no proporcionan una imagen clara del impacto real de las fuerzas armadas.

Cuatro meses después de la Operación Libertad, que incluye patrullajes diarios de las fuerzas armadas en las calles de la ciudad, René Ponce, oficial militar de la 105 Brigada de Infantería, dijo a La Prensa que, si bien la ciudad registró "entre 15 y 20 homicidios diarios" antes de la operación, ahora hay días en los que sólo se registran "siete, tres y en ocasiones no hay muertes violentas".

La policía también ha detenido a más de 1.200 personas e incautado al menos 150 armas en el transcurso de la operación. Los patrullajes de las fuerzas armadas y la policía ocurren sobre todo en las zonas más violentas de la ciudad; los sectores de la Rivera Hernández y Chamelecón. Las fuerzas armadas permanecerán en las calles hasta enero de 2014.

Análisis de InSight Crime

Pese a las afirmaciones de Ponce, es difícil sacar conclusiones concretas acerca de si la tasa de homicidios se ha reducido o no como consecuencia de la Operación Libertad, dada la imprecisión de las estadísticas disponibles. Dos meses después de iniciada la operación, otro oficial de la 105 Brigada afirmó que la criminalidad ha disminuido un 60 por ciento, mientras que el departamento de policía afirmó que la criminalidad había caído un 10 por ciento. Ninguna de las dos fuentes explicó el tipo de crímenes a los que se referían ni tampoco a qué período de tiempo se estaban reportando.

Actualmente San Pedro Sula es la ciudad más peligrosa del mundo, con una tasa de homicidios de 169 por cada 100.000 habitantes en 2012. Esto es casi el doble de la tasa de homicidios del país en general, una cifra astronómica dado que Honduras tiene la tasa de homicidios más alta del mundo. Según un informe de enero de 2013 del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), 2012 fue el año más violento en la historia de Honduras, con 7.172 muertes y una tasa de homicidios del 86,5 por cada 100.000 habitantes.