Vehículo de la policía tras el supuesto ataque de Los Urabeños

A pesar de una reciente serie de ataques violentos contra la Policía de Colombia atribuidos a Los Urabeños, las autoridades siguen alardeando de sus golpes contra el grupo criminal. Sin embargo, hay evidencias de que el grupo continúa siendo fuerte.

El grupo criminal más poderoso de Colombia, Los Urabeños, está acusado de haber orquestado un nuevo ataque contra los organismos de seguridad del país que dejó como resultado la muerte de un agente de policía en la ciudad de Acandí, en la costa Caribe del departamento de Chocó, informó Caracol Radio el pasado 8 de mayo.

Según el medio de noticias, dos agentes de policía murieron en el lapso de una semana en el vecino departamento de Antioquia.

Además, un comandante de la policía fue asesinado en la ciudad de Valledupar, al norte del país, el día 5 de mayo. Según El Colombiano, las autoridades señalaron que el presunto agresor, quien fue asesinado durante su arresto, era miembro de Los Urabeños.

La racha de asesinatos de policías se viene presentando desde el mes de marzo y se ha atribuido en parte al grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN). Pero las autoridades también han sostenido que los asesinatos más recientes podrían ser represalias por parte de Los Urabeños frente a las operaciones de seguridad contra el grupo.

Desde febrero de 2017, por lo menos tres figuras de alto perfil de la organización criminal han sido asesinadas durante las operaciones de la Policía y un cuarto miembro del grupo fue arrestado en Medellín, informó El Colombiano en otro artículo.

El 3 de mayo, poco después del asesinato de una de las tres importantes figuras de Los Urabeños, una patrulla de la policía que estaba respondiendo a un llamado de emergencia en el corregimiento de San Cristóbal, cerca de Medellín, fue atacada con un artefacto explosivo que fue lanzado al interior de la patrulla. Dos agentes resultaron heridos en el acto, que se considera hace parte de las represalias del grupo criminal.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfil de Los Urabeños

Por otro lado, el 6 de mayo las autoridades llevaron a cabo una ceremonia para felicitar a los policías que habían participado en la "Operación Agamenón", según Radio Santa Fe.

La operación, iniciada en febrero de 2015, permitió  el despliegue de abundantes armamentos, así como de helicópteros militares y bombardeos a los campamentos del grupo, con el fin de destruir a Los Urabeños en su bastión tradicional, la región del Urabá en el Caribe, que se utiliza como plataforma para los cargamentos de cocaína. Uno de los objetivos explícitos desde el comienzo de la operación ha sido la captura del máximo jefe del grupo criminal, Darío Antonio Úsuga, alias "Otoniel".

Entre los logros de la operación, las autoridades incluyen la captura de más de mil presuntos integrantes de Los Urabeños y la incautación de 44 toneladas métricas de cocaína, según Radio Santa Fe.

El general Jorge Hernando Nieto Rojas, director de la Policía Nacional de Colombia, afirmó que la organización criminal "ha sido desmantelada en más de un 50 por ciento".

Análisis de InSight Crime

El número de miembros de Los Urabeños supuestamente capturados durante la Operación Agamenón, así como las grandes incautaciones de cocaína, sugieren que las autoridades han logrado dar algunos golpes a la organización criminal. Además, la presión ejercida por la operación, que ya se ha extendido por bastante tiempo, parece ser uno de los factores que permiten explicar los intentos del grupo por asumir el control de las rutas de tráfico en el departamento del Chocó.

Aun así, las afirmaciones del gobierno colombiano según las cuales su trabajo ha logrado debilitar significativamente a Los Urabeños deben analizarse cuidadosamente. Diferentes acciones, como la serie de ataques recientes contra agentes de la policía, indican que el grupo sigue teniendo abundante poder criminal. De hecho, los informes indican que Los Urabeños han estado extendiendo sus acciones, incluso a lo largo de la costa Pacífica del país y en el Putumayo, en la frontera con Ecuador.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Colombia

Si bien el gobierno hace alarde del gran volumen de incautaciones de cocaína, el tamaño de estas incautaciones son un indicio del poder que aún mantiene la organización.

Por otra parte, casi dos años después del inicio de la Operación Agamenón, las autoridades todavía no han capturado a Otoniel. En otras palabras, la operación ha fracasado en cuanto a su objetivo principal. El líder de Los Urabeños ha logrado evadir su captura y permanece prófugo.