Gran parte de la minería ilegal en Panamá se da en zonas remotas

Las zonas selváticas en Panamá presentan un auge de la minería ilegal, que hace preguntarse cuáles son las organizaciones criminales responsables de esas actividades.

Un reportaje reciente del medio de noticias panameño La Prensa da detalles sobre minería de oro ilegal en ciertas zonas del país que eran parte de un proyecto de "corredor biológico" que buscaba preservar y promover el desarrollo sostenible en áreas naturales.

El exdirector de áreas protegidas y vida silvestre para el Ministerio del Medio Ambiente, Samuel Valdés, dijo a La Prensa que la minería ilegal en esos antiguos corredores está aumentando y tiene que ver con el negocio de las drogas ilícitas como una forma de lavado de dinero.

Valdés explicó que las redes criminales reclutan indígenas para comprar maquinaria y combustible diésel, y más tarde comprarles el oro extraído. Luego se funde el mineral para elaborar joyería.

VEA TAMBIÉN:  Cobertura sobre minería

Como señala La Prensa, en 2014 el entonces director general de la policía de fronteras de Panamá Frank Ábrego afirmó que había unas 1.500 personas involucradas en minería ilegal y contrabando en zonas de las provincias de Colón, en la costa Atlántica, y en el Darién, en el límite con Colombia.

En esa época, Ábrego añadió que ciudadanos colombianos sospechosos de participar en narcotráfico financiaban la minería ilegal en Panamá como una forma de blanquear sus bienes ilícitos.

Análisis de InSight Crime

Las denuncias de participación de grupos colombianos en la industria aurífera ilegal en la frontera panameña no son nuevas, y el negocio del oro en Panamá ha sido por mucho tiempo uno de los métodos preferidos de lavado de dinero para los delincuentes colombianos. El desafío logístico de realizar operaciones de extracción a gran escala apoya la teoría de que los mineros tienen respaldo de actores poderosos en esta primera etapa. Sin embargo, no se sabe aún qué grupos exactamente están involucrados en esta actividad ilícita.

Zorel Morales, director ejecutivo de la Cámara Minera de Panamá (CAMIPA), señaló a InSight Crime que los grupos guerrilleros colombianos están detrás de las operaciones de minería ilegal. Según él, esos grupos no solo financian, sino que también manejan las actividades extractivas. Ábrego también declaró en 2014 que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) financiaban y compraban oro a los mineros en la región del Darién, donde está activo el Frente 57 del grupo.

VEA TAMBIÉN:  Cobertura sobre lavado de dinero

Sin embargo, el exministro de gobierno y de justicia Severino Mejía comentó a InSight Crime que por el actual proceso de paz y desmovilización con las FARC en curso en Colombia, la guerrilla ya no es una amenaza en términos de minería ilegal. Más bien, esto ha pasado a las manos de las "Bacrim" (acrónimo de "bandas criminales") colombianas, entre ellas Los Urabeños. En 2014, el general colombiano Leonardo Pinto Morales afirmó que Los Urabeños están en contacto con delincuentes panameños en relación con las actividades de minería ilegal.

Sin embargo, hasta ahora, la información disponible señala que Los Urabeños participan principalmente en el sector comercial del negocio del oro en Panamá. Se cree que este grupo pasa de contrabando el oro explotado de Colombia a Panamá para venderlo allí, mientras usa también al país para lavar dinero.