Daniel Pérez Rojas, alias "El Cachetes"

Las autoridades de Guatemala extraditaron a un miembro fundador de la organización criminal mexicana Los Zetas a su país de origen, el hombre que dirigió la incursión del grupo criminal en este país centroamericano en 2008.

Guatemala entregó a Daniel Pérez Rojas, alias "El Cachetes", a las autoridades mexicanas el 31 de marzo, anunció en un comunicado de prensa el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala. En 2010, Pérez Rojas fue condenado a 47 años de prisión por su participación en una masacre de 2008 que dejó 11 muertos, entre ellos el prominente narcotraficante guatemalteco Juan León Ardón, alias "Juancho" León, informó elPeriódico.

Sin embargo, en julio de 2013, las autoridades de Guatemala acordaron extraditar a Pérez Rojas a México, diciendo que no había ningún otro caso en su contra. El Cachetes es buscado en México por cargos de narcotráfico.

Pérez Rojas se desempeñó como guardaespaldas de Osiel Cárdenas Guillén, el antiguo líder del Cartel del Golfo de México y fue uno de los miembros fundadores de Los Zetas, el grupo de fuerzas especiales de Cárdenas Guillén. Los Zetas se separaron del Cartel del Golfo tras la detención y extradición de Cárdenas a Estados Unidos.

Análisis de InSight Crime

Pérez Rojas representa el final de un largo y sangriento capítulo de la historia del hampa de Guatemala. Él fue un jugador clave en el ingreso de Los Zetas al país, y el asesinato de Juancho León y 10 de sus guardaespaldas en 2008 estableció la presencia de la organización criminal en Guatemala.

Los Zetas utilizaron su violencia caracteristica para tomar el control de las rutas de droga en Guatemala y trabajaron en estrecha colaboración con Walther Overdick, uno de los principales traficantes del país en ese entonces. Los Zetas llegaron a contar con cerca de 100 soldados en el país, y desarrollaron contactos que les permitieron obtener armas y entrenamiento de elementos de las fuerzas armadas de Guatemala.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Los Zetas

Sin embargo, en 2011 las autoridades guatemaltecas comenzaron a arrestar componentes clave de la estructura criminal de Los Zetas, como a Hugo Álvaro Gómez Vásquez en 2011, y a Overdick en abril de 2012. Para 2013, Los Zetas habían sido en gran medida expulsados de Guatemala, dejando un vacío de poder que fue llenado en su mayoría por grupos locales que solían desempeñarse como transportadores.

La entrega de Pérez Rojas a las autoridades mexicanas también sugiere que las relaciones entre los dos países siguen mejorando. Su extradición se presenta después de la captura en México de Eduardo Francisco Villatoro Cano, alias "Guayo Cano", en 2013. Villatoro era el líder de una red de narcotráfico guatemalteca acusada del asesinato de nueve policías.

La captura en México de influyentes operarios de Los Zetas en Guatemala, incluyendo a William de Jesús Torres Solórzano, alias "W", y a Mauricio Guizar Cárdenas, alias "Z200" en 2012, ofrece todavía más evidencia de que ambos países están colaborando para llevar a criminales de alto perfil ante la justicia.