Excoordinadora nacional de Centros Federales de Readaptación Social, Celina Oseguera Parra

Las autoridades mexicanas arrestaron a varios funcionarios penitenciarios de alto nivel por su presunto rol en la fuga del famoso líder del cartel de Sinaloa Joaquín "El Chapo" Guzmán, lo cual aumenta los temores sobre el grado de corrupción dentro del sistema penitenciario mexicano.

 Recientemente, las autoridades mexicanas anunciaron el arresto de 13 sospechosos, incluyendo a Celina Oseguera Parra —excoordinadora nacional de Centros Federales de Readaptación Social— y a dos ex directores de la prisión del Altiplano, la instalación de máxima seguridad de la cual El Chapo escapó en julio, informó la BBC. Otros 10 funcionarios penitenciarios que trabajaron en la prisión del Altiplano también fueron arrestados, informó AFP.

Tanto Oseguera como los ex directores del Altiplano fueron despedidos poco después de la fuga del narcotraficante.

Con los arrestos, un total de 20 funcionarios mexicanos han sido implicados en este caso; siete trabajadores carcelarios también fueron detenidos en julio, una semana después de la fuga de El Chapo.

El Chapo es la cabeza de la organización traficante de drogas más poderosa de México, el Cartel de Sinaloa, y fue el criminal más buscado del mundo antes de su captura en febrero de 2014.

Análisis de Insight Crime

El arresto de funcionarios de alto nivel revela hasta qué punto El Chapo pudo haber penetrado y corrompido los eslabones más altos del sistema penitenciario mexicano. También da más argumentos a quienes afirman que El Chapo y otros poderosos traficantes de drogas deberían ser extraditados a Estados Unidos; —aunque Guzmán es considerado el narcotraficante más prolífico del mundo, sin duda hay otros capos mexicanos con el poder (y la riqueza) suficientes para corromper a funcionarios de alto nivel. Sin embargo, las relaciones entre Estados Unidos y México con relación a las extradiciones han sido tensas desde hace décadas, y las autoridades mexicanas han demostrado inconsistencias en su política de extradición de narcotraficantes a Estados Unidos, —en especial en lo que se refiere a El Chapo.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de México

Las autoridades mexicanas están bajo mucha presión para recapturar a El Chapo y llevar a juicio a quienes lo ayudaron a escapar. La investigación gubernamental sobre la desaparición de los 43 estudiantes ocurrida en septiembre del año pasado ha suscitado varias críticas, por lo que las autoridades esperan evitar una situación similar con el caso de El Chapo mostrando resultados. No obstante, la probabilidad de que las autoridades recapturen prontamente al narcotraficante es escasa, y mientras más tiempo continúe fugitivo Guzmán, más seguirá sufriendo la credibilidad del gobierno.