Policías y ex policías de los cuerpos de seguridad de la metrópoli que han reprobado los exámenes de control de confianza, se han organizado para inconformarse juntos por este proceso de depuración que se implementa a nivel nacional, pero el cual, afirman, está violando sus derechos humanos. Lea más en Informador