Policia en Ecuador depura sus filas con resultados mixtos

Más de 400 policías ecuatorianos han sido detenidos por ser sospechosos de estar involucrados en actividades criminales, a medida que los intentos de reformar la policía, crónicamente corrupta, continúan por toda la región, con resultados muy variados.

Como parte de una iniciativa para combatir la corrupción y limpiar el cuerpo de la Policía Nacional, las autoridades ecuatorianas han investigado a 400 funcionarios que fallaron varias pruebas en 2013, informó El Comercio.

Los funcionarios del gobierno también anunciaron que, a partir de este mes, los agentes se someterán a una amplia gama de evaluaciones, incluyendo exámenes toxicológicos, pruebas de polígrafo, evaluaciones psicológicas y el análisis de sus registros financieros. Sin embargo, entre 5.000 y 7.000 de los oficiales aún no han presentado su documentación, la cual debe entregarse en diciembre, señaló El Comercio.

Las evaluaciones son la segunda fase de una iniciativa prevista para purgar el cuerpo de policía. La primera fase implicó el despido de 203 funcionarios en junio por delitos como robo, extorsión y consumo de drogas, destacó Hoy.

Análisis de InSight Crime

La reforma policial está en aumento en Latinoamérica, donde casi todas las fuerzas policiales lidian con la corrupción endémica entre sus filas. Muchos países han introducido medidas destinadas a purgar los funcionarios corruptos de sus fuerzas, o han tratado de fortalecer a la fuerza pública mediante la incorporación de personal militar temporal a los cargos de la ley y el orden.

VEA TAMBIÉN: Cobertura de la reforma policial

Las iniciativas han tenido resultados mixtos. En Venezuela, se han dado pasos positivos y significativos en el marco de un proceso largo, como el aumento de los salarios y la creación de una nueva universidad para la policía. Los policías en Colombia identificaron a sus colegas corruptos a través de un programa encubierto a principios de este año, y miles más se encuentran en medio de investigaciones.

No obstante, los esfuerzos de reforma en Honduras, que incluyen tácticas similares a las que se están produciendo en Ecuador, se han estancado, lo que ha llevado al gobierno a apoyarse en el ejército. Y los muy publicados esfuerzos de reforma en México se enfrentan a obstáculos significativos.

Mientras tanto, la noticia de que los policías mexicanos, que estaban involucrados en una banda de secuestradores en Acapulco, habían pasado las pruebas de confianza, ilustra las fallas en los procesos de investigación destinados a identificar a los oficiales corruptos.

Los analistas también han criticado la militarización de la policía en Latinoamérica por no producir resultados efectivos, así como por llevar a un aumento en las violaciones de Derechos Humanos.

La policía de Ecuador, con cerca de 42.000 oficiales, tiene una mala reputación entre los ciudadanos, exacerbada por las revueltas, los abusos de Derechos Humanos y la corrupción generalizada. El gobierno ha introducido iniciativas para su reforma, incluyendo la oferta de ciudadanía a los inmigrantes que denuncien la corrupción policial y la ampliación del papel de los militares en la aplicación de la ley.