El comandante de los Urabeños alias "El Negro Sarley"

Uno de los principales comandantes de los Urabeños murió en un tiroteo con la policía en la región del Urabá, donde nació la organización, en un duro golpe al más poderoso de los grupos criminales de nueva generación en Colombia.

En su cuenta de Twitter, el Presidente Juan Manuel Santos dijo que Francisco Morelo Peñata, alias "El Negro Sarley", fue el “jefe militar y segundo al mando” de los Urabeños. Al parecer, era presuntamente el cuñado del máximo líder del grupo, Darío Antonio Úsuga, alias "Otoniel".

La policía dijo a la prensa que El Negro Sarley había participado en masacres y fue el responsable de múltiples homicidios y el narcotráfico a gran escala.

Antes de su muerte, El Negro Sarley fue el encargado de mover cargamentos de drogas desde Colombia hacia Panamá a través del golfo de Urabá, informó Semana. Morelo se había mantenido en constante movimiento en el campo para evadir a las autoridades, viajando a lomo de mula y nunca permaneciendo en un lugar durante más de un día.

Análisis de InSight Crime

El Negro Sarley fue un miembro clave del pequeño grupo que compone el alto mando de los Urabeños, y su muerte será una pérdida importante para la organización.

Como muchos de los otros líderes actuales y anteriores de los Urabeños, comenzó como miembro del ahora desmovilizado grupo guerrillero Ejército Popular de Liberación (EPL). Después de que el EPL se desmovilizó, muchos combatientes, entre ellos El Negro Sarley y los hermanos Úsuga, se unieron a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) antes de convertirse en líderes de la BACRIM ("bandas criminales") de nueva generación después de la desmovilización de las AUC.

En noviembre de 2012, fuentes policiales informaron que Morelo se había trasladado a Panamá para supervisar la red de lavado de dinero de los Urabeños y reconstruir las alianzas regionales del grupo. Anteriormente, había sido comandante de los Urabeños en el departamento del Chocó, que une la costa Pacífica de Colombia con el Caribe.