Marihuana producida en California

Los votantes en tres estados de Estados Unidos –incluyendo California– han aprobado la legalización de la marihuana con fines recreativos, una decisión que probablemente acelerará el proceso de trasferencia de las organizaciones criminales mexicanas a la producción de otras drogas ilícitas, en particular la heroína.

Los electores optaron por legalizar el uso de la marihuana con fines recreativos en California, Massachusetts y Nevada durante las elecciones del 8 de noviembre, y la droga también estará disponible para propósitos medicinales en otros tres estados, informó el New York Times.

El porcentaje de ciudadanos estadounidenses que viven en estados que poseen una legislación relativa a la marihuana recreativa aumentó de 5 a 20 por ciento, según The Times. La adición de California a la lista de estados que ahora han legalizado la marihuana es de particular importancia.

California es el estado más poblado de Estados Unidos, y su economía ocupa el quinto lugar en el mundo. Un estudio de 2015 concluyó que California representó el 49 por ciento del mercado de marihuana en Estados Unidos en 2014, y que tiene un valor estimado de US$1,3 mil millones, de acuerdo con The Huffington Post.

Análisis de InSight Crime

La legalización de la marihuana en California seguramente tendrá un gran impacto en los grupos criminales al sur de la frontera, debido a que éstos siguen respondiendo a los cambios en la oferta y demanda de drogas ilícitas en Estados Unidos.

La producción de amapola de opio, el ingrediente bruto utilizado para producir heroína, ha estado creciendo en México como resultado del auge en el mercado estadounidense de esta droga, que se ha relacionado con la prescripción excesiva de opioides médicos legales. Estudios han estimado que el cultivo de amapola podría llegar a ser un 40 por ciento superior al de la marihuana en México.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre Heroína

Este cambio se ha acelerado con la legalización de la marihuana en un creciente número de estados de Estados Unidos, lo que ha llevado a una disminución de la demanda de marihuana del mercado negro introducida desde México. Estas organizaciones criminales están optando cada vez más por la amapola con el propósito de frenar las pérdidas financieras causadas por la caída de las ganancias de la marihuana. Dado que el número de posibles consumidores en el mercado legal de la marihuana de Estados Unidos se cuadruplicó de la noche a la mañana, los grupos criminales mexicanos han sido incentivados para llevar a cabo la transición a la heroína y a otras drogas ilícitas como la metanfetamina.