Soldado desplegado en una zona de operaciones especiales

Basado en información falsa y errónea, el gobierno jamaiquino lanzó una nueva iniciativa para cercar a grupos criminales en la que es posiblemente la peor zona urbana, según protestas de los pobladores.

Los residentes de Mount Salem afirman que la policía suministró datos incorrectos sobre homicidios y presencia de pandillas en su barrio, de la parroquia de St. James, al primer ministro Andrew Holness y al principal organismo de seguridad del gobierno —el Consejo Nacional de Seguridad (NSC por sus iniciales en inglés)—, según información recogida por The Jamaica Gleaner. Los residentes explicaron que había cuatro, no 12 pandillas, y que este año ha habido 12 homicidios, no los 54 que alega la policía.

La diferencia es crítica. Holness presentó los datos de la policía el 1 de septiembre, para justificar que se convirtiera Mount Salem en la primera Zona de Operaciones Especiales (ZOSO por sus iniciales en inglés), según el Jamaica Observer. Desde entonces la policía admitió que cometió un error con los datos, pero que el gobierno siguió con el plan, lo cual permite a las autoridades designen un barrio violento como una ZOSO y desplieguen una fuerza conjunta de militares y policías. La fuerza conjunta tiene autoridad para realizar cateos sin orden judicial durante 60 días, a los que siguen supuestamente programas sociales y comunitarios orientados a evitar el delito.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre políticas de seguridad

El NSC sostuvo que "la naturaleza del error no habría afectado la decisión del NSC, puesto que se limitaba a solo uno de los factores usados para clasificar la zona", según The Jamaica Gleaner. A la vez, el NSC pidió a la policía que "revise sus sistemas de recolección de información, cotejo y notificación".

Análisis de InSight Crime

En medio de los altos índices de homicidios, las autoridades jamaiquinas parecen más presionadas por emprender acciones que por adoptar una estrategia atenta y estudiada para mejorar la seguridad ciudadana. En este caso, implementaron su plan en el orden inverso. La prioridad del gobierno debe ser claramente definir los puntos calientes. De esa forma sabrán qué recursos deben desplegar y cómo hacerlo. En lugar de eso, avanzaron con base en datos errados no solo en uno, sino en dos factores: homicidios y el número de grupos criminales activos.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre El Caribe

Pese a las alegaciones del primer ministro de que "la siguiente zona de operaciones especiales se declarará con base en inteligencia y planeación cuidadosas", será difícil recuperar la confianza de la comunidad. Es seguro que la decisión de mantener la ZOSO en Mount Salem aun después de haber admitido públicamente su error señala que el gobierno está dispuesto a adaptar la realidad para que se ajuste a la política en lugar de hacer lo contrario.