Diagrama de la policía en el que aparece el presidente Michel Temer como jefe criminal

La policía federal de Brasil ha diseñado un diagrama en el que muestra cómo concibe la estructura de liderazgo de una "banda" de políticos acusados de participar en un masivo esquema de corrupción. Y el presidente del país aparece en el centro de la supuesta organización criminal.

Según documentos de la policía federal presentados a la Corte Suprema de Brasil el 11 de septiembre, el presidente de Brasil, Michel Temer, "tenía capacidad de mando" sobre una estructura criminal conformada por miembros del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), informó Folha de São Paulo.

La policía dice que Temer se apropió ilegalmente de 31,5 millones de reales (US$10 millones) ejerciendo como líder de la "banda", lo que supuestamente implicaba delegarles tareas criminales a otros individuos involucrados en un masivo esquema de corrupción.

Otro informe de Folha de São Paulo incluye dos diagramas de la investigación de la policía. En el primero aparece Temer en el centro de la estructura de la "banda" del PMDB, y a su lado se encuentra el expresidente de la Cámara Eduardo Cunha, actualmente en la cárcel, y quien también pertenece al PMDB. El segundo diagrama, que se puede ver a continuación, muestra que la policía cree que Temer y Cunha también tuvieron una importante participación en un esquema de sobornos en el que estuvieron involucradas grandes constructoras brasileñas como OAS y Odebrecht.

17 09 13 Brazil Temer Diagram 2

(Diagrama de la policía sobre la supuesta "banda" al interior del PMDB, cortesía de Folha de São Paulo)

Esta no sería la primera vez que Temer es investigado por su presunta participación en un caso de convergencia entre élites y crimen descubierta por la investigación conocida como "Operación lavado de autos" ("Operação Lava Jato"). Según Reuters, el presidente también está siendo investigado por presuntos actos corruptos relacionados con la administración de los puertos comerciales de Brasil. Y las autoridades están investigando si hubo obstrucción de la justicia al animar a un empresario a sobornar a Cunha.

Análisis de InSight Crime

El diagrama de la policía en el que aparecen Temer y Cunha como líderes de una "banda" representa el más reciente intento de los investigadores por mostrar que los partidos políticos de Brasil actuaron esencialmente como estructuras criminales.

Los funcionarios judiciales han adoptado una perspectiva similar en el ataque contra el Partido de los Trabajadores (PT). La semana pasada, dos exmandatarios de Brasil, Luiz Inácio "Lula" da Silva y Dilma Rousseff, y otros altos funcionarios del PT, fueron acusados de dirigir el "núcleo político" de la red de corrupción descubierta por la Operación lavado de autos.

Los investigadores parecen estar enfocándose actualmente en el papel del PMDB en el escándalo, lo cual incluye los vínculos entre funcionarios del partido y empresas como Odebrecht, que han admitido haber operado de una manera organizada y criminal con políticos corruptos de Brasil y otros países de la región. Los fiscales han dicho que éste fue el "núcleo económico" de la estructura criminal.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Brasil

Las investigaciones anteriores en torno al "núcleo económico" y los subsecuentes acuerdos de declaración de culpabilidad dieron lugar a importantes testimonios de los principales actores de este núcleo, que han sido cruciales para las autoridades que se encuentran investigando el aspecto político de la red de corrupción. Pero, hasta el momento, el Congreso ha protegido al presidente, votando para evitar que avancen los anteriores cargos contra él. Y los miembros del Congreso, un tercio de los cuales se han visto implicados en las investigaciones de la Operación lavado de autos, también han intentado protegerse de la investigación anticorrupción.

Si los políticos creen que estarán protegidos, tendrán menos motivación para solicitar acuerdos de culpabilidad, los cuales podrían proporcionar pruebas cruciales sobre cómo funcionó dicho esquema de corrupción. Pero si algunos de los principales participantes del núcleo político se entregan, podrían tener información importante para ofrecerles a los investigadores. De hecho, recientemente se ha especulado que Cunha —que en general parece haber sido uno de los principales actores de la red de sobornos— podría solicitar una negociación de declaración de culpabilidad que cambiaría las reglas del juego, si el fiscal general saliente, Rodrigo Janot, es sustituido por un funcionario más amigable.

*La fiscalía de Brasil acusó a Temer de obstrucción de la justicia poco después de la publicación de este artículo. Espere la cobertura de InSight Crime sobre los más recientes sucesos.