Estamos renovando nuestro sitio web.
Por ese motivo no publicaremos nuevos artículos
en los próximos días.
La app Incorruptible permite que los ciudadanos denuncien actos de corrupción

Varias organizaciones civiles en México han presentado una nueva aplicación para teléfonos móviles diseñada para que los ciudadanos denuncien la corrupción, algo que se está volviendo más común en muchos lugares de la región pese a la incertidumbre sobre su eficacia.

La aplicación, llamada Incorruptible, fue lanzada por la organización de la sociedad civil mexicana Borde Político en colaboración con otras organizaciones de la sociedad civil, como Transparencia Mexicana, según informó El Financiero.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de México

Manuel Silva Coache, coordinador de la aplicación, declaró a El Financiero que la app "no solo se trata de hacer denuncias; buscaremos investigación y difusión de esfuerzos anticorrupción".

Además de las denuncias de corrupción, los ciudadanos también puede hacer seguimiento a las denuncias que presentan, seguir otras denuncias hechas e incluso trabajar con los funcionarios locales, según El Financiero.

Dante Preisser, jefe de una unidad conjunta que trabaja con el Sistema Nacional anticorrupción de México dentro de la Secretaría de la Función Pública (SFP), comentó que la participación de funcionarios locales es esencial, dada la prevalencia de la corrupción en el ámbito local.

Pero la SFP sigue preguntándose cuál será la función específica de los funcionarios locales.

Esta no es la primera app que se presenta en México con el objeto de combatir la corrupción. En mayo de este año, la SFP introdujo la app Denuncia la Corrupción como una forma "ágil y segura" mediante la cual los ciudadanos pueden presentar denuncias contra funcionarios públicos.

Análisis de InSight Crime

México hace parte de una lista en amento de países en Latinoamérica que han lanzado aplicaciones para teléfonos móviles con el fin de mejorar la seguridad ciudadana o ayudar a combatir la corrupción.

En julio de este año se lanzó una aplicación diseñada para denunciar robos, narcotráfico y corrupción policial en la provincia de Buenos Aires, Argentina, donde la policía provincial, conocida como la "bonaerense", ha tenido una reputación de corrupción de larga data.

En Brasil, una app de seguridad creada por ciudadanos se lanzó en julio de este año en Rio de Janeiro para ayudar a alertar a los ciudadanos dónde ocurren crímenes y tiroteos en un esfuerzo por mantenerlos a salvo del fuego cruzado. Una app similar lanzó Amnistía Internacional en Brasil durante los Juegos Olímpicos de 2016.

Sin embargo, pese a la introducción de estas nuevas tecnologías para contener la corrupción y reforzar la seguridad en un número creciente de países de la región, las apps no han logrado producir resultados significativos hasta la fecha. Por ejemplo, la violencia en Rio de Janeiro se ha salido de control, obligando a sus habitantes a huir. La sociedad civil sigue llena de cólera por lo extendido de la corrupción en México, mientras que en Argentina un reciente esquema de fraudes en aduanas indica que la corrupción sigue siendo un problema de gravedad.

Herramientas como estas son solo un paso en la lucha contra la corrupción endémica, que permea la cultura y las instituciones en toda la región.