Los tres fiscales generales hablan en conferencia de prensa sobre la nueva iniciativa de cooperación

Los tres países del “Triángulo Norte” de Centroamérica han acordado cooperar en la lucha contra la amenaza regional que plantean las pandillas, pero queda por ver si esa cooperación se extenderá a la lucha contra otros tipos de crimen organizado.

Los fiscales generales de Honduras, Guatemala y El Salvador se reunieron en Ciudad de Guatemala el 11 de agosto para discutir un acuerdo de cooperación multilateral en las iniciativas contra las pandillas, un tema que el presidente de Honduras Juan Orlando Hernández sacó a relucir en repetidas ocasiones en las últimas semanas.

Después de más de diez horas de reuniones, según los informes de prensa, los fiscales generales emitieron una declaración conjunta, donde afirman su compromiso de trabajar en forma mancomunada para enfrentar la amenaza que plantea a la región las pandillas y esbozar algunos de los mecanismos que planean usar para lograr esa meta.

En los términos de la declaración conjunta, uno de esos mecanismos será “Promover la investigación y persecución penal estratégica regional, así como operativos conjuntos transnacionales de forma simultánea con la finalidad de desarticular estructuras criminales”.

El documento declara también que los gobiernos planean desarrollar una plataforma de intercambio de información administrada por el Ministerio Público de Guatemala. El sistema permitiría a los gobiernos retener cierta información sensible de los aliados, y restringiría también la divulgación de información a países por fuera del acuerdo.

La declaración conjunta establece además mayor coordinación entre los países del Triángulo Norte y la iniciativa antipandillas transnacionales de la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos, conocida en español como Centro Antipandillas Transnacional (CAT).

Según un comunicado de prensa de la Fiscalía General de Honduras, delegados del Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus inciales en inglés) expresaron su respaldo a la nueva iniciativa multilateral y acordaron que Estados Unidos continúe su participación en las iniciativas regionales contra las pandillas.

Análisis de InSight Crime

El reciente acuerdo constituye una señal de que los países del Triángulo Norte están dando pasos para enfrentar conjuntamente a las poderosas pandillas de la región en medio de señales de que los grupos siguen desarrollando lazos transnacionales que podrían incrementar la amenaza que supone para la seguridad nacional y ciudadana.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre Políticas de Seguridad

Sin embargo, el actual acuerdo solo exige el desarrollo de cooperación multilateral para combatir a las pandillas. No menciona otros tipos de crimen organizado, como el narcotráfico, el lavado de dinero y la corrupción de las élites, que también representan serios desafíos para la región.

Es posible que una mejor colaboración en las medidas para contrarrestar las pandillas pueda traspasarse a mayor cooperación en otros tipos de delitos. Una evolución así podría demostrar su utilidad para las autoridades que buscan investigar y procesar casos complejos de crimen organizado que se extienden por las fronteras muchas veces porosas de la región. Por ahora, sin embargo, los gobiernos han optado por orientar sus esfuerzos exclusivamente en el objetivo políticamente conveniente que las pandillas representan.