"La Patrona" luego de su arresto en El Salvador

Las autoridades de El Salvador arrestaron a una cabecilla del crimen que estaba fugitiva, al haber escapado hace dos semanas de una cárcel de Guatemala. Una operación que funcionarios de ambos países atribuyen a la cooperación bilateral en materia de seguridad para la recaptura de la infame "Patrona".

La Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador capturó a la ciudadana guatemalteca Marixa Ethelinda Lemus Pérez, alias La Patrona, la mañana del 25 de mayo, en el departamento de Ahuachapán, noroeste del país, a lo largo de la frontera con Guatemala, informó de La Prensa Gráfica. La Patrona se había escapado de un centro de detención militar de Guatemala el 11 de mayo.

Excandidata a una alcaldía de un municipio del departamento de Jutiapa en Guatemala, donde tuvo repetidos enfrentamientos armados con sus rivales, Lemus Pérez fue sentenciada en marzo de 2015 a 94 años de cárcel por cargos de homicidio, secuestro y mando de una organización criminal.

VEA TAMBIÉN: El dilema de prisiones en Latinoamérica

Luego de su recaptura, Lemus Pérez declaró que había escapado porque en el centro de detención estaba en riesgo su integridad física, informó Prensa Libre.

"No puedo estar en una cárcel donde mi vida corre peligro", declaró.

El mismo día de su arresto fue entregada a la policía guatemalteca, según La Prensa Gráfica. Una vez en Guatemala, Lemus Pérez advirtió: "Espero un juicio justo; de lo contrario, me vuelvo a escapar".

Análisis de InSight Crime

La fuga de Lemus Pérez hace un par de semanas fue un episodio bochornoso para las autoridades guatemaltecas, pues llamó la atención sobre el control que los reclusos han logrado tener en el sistema  carcelario. Su recaptura ha permitido a las autoridades alterar esa versión centrándose en la manera como los organismos de la ley de ambos países colaboraron para localizarla.

"El procedimiento en que se capturó a ‘La Patrona’ demuestra la buena coordinación que existe entre la Policía de El Salvador y la de Guatemala", comentó Howard Cotto, director de la PNC en El Salvador.

El presidente guatemalteco Jimmy Morales también tuiteó su agradecimiento a las autoridades guatemaltecas y salvadoreñas.

Pero su captura no hace nada para resolver los problemas endémicos en el sistema de prisiones de Guatemala, que en principio le permitieron escapar. La corrupción en particular sigue extendida por todo el sistema, lo que ha permitido que algunos presos ejerzan una influencia enorme aun desde el encierro. Hasta que eso cambie, La Patrona bien podría honrar su promesa.