Domenico Trimboli, capo de la mafia italiana

Un líder de una de las mafias más poderosas de Italia ha sido detenido en la segunda ciudad más grande de Colombia, Medellín, arrojando luces sobre los continuos vínculos entre los grupos criminales de ambos países.

Domenico Trimboli, un argentino de 39 años de edad, quien supuestamente dirigió la mafia 'Ndrangheta de Italia, había sido perseguido por las autoridades desde hace tres años, informó la agencia de noticias italiana ANSA. Fue uno de los 20 criminales más buscados de Europa, informó el diario El Colombiano de Medellín, y se enfrenta a 12 años de prisión por delitos de narcotráfico, una vez sea extraditado.

Según el diario italiano La Stampa, Trimboli había vivido en Colombia desde hace años con su pareja y sus dos hijos. Fue arrestado en el lujoso barrio Laureles de Medellín. Nicola Gratteri, un fiscal italiano de la región de Calabria de donde surgió la 'Ndrangheta, dijo que Trimboli "tenía una gran cantidad de dinero y esto facilitó su estancia tranquila en Colombia y su capacidad de hacer grandes negocios."

La 'Ndrangheta es la mafia italiana más rica y poderosa, con ingresos anuales estimados en alrededor de un 3 por ciento del PIB de Italia, debido a su control sobre el comercio de cocaína en Europa, dijo ANSA.

Análisis de InSight Crime

Se cree que los vínculos entre la 'Ndrangheta y los narcotraficantes colombianos tienen más de una década. El grupo italiano comenzó a comprar cocaína directamente a Latinoamérica en los años noventa y montó una red local en Colombia, según Enzo Macri, el fiscal italiano experto en la 'Ndragheta, entrevistado para un especial de 2006 de The Guardián sobre el grupo. La DEA tiene registros de que el líder de la 'Ndrangheta, Sciopone Santo, reside en Colombia desde el año 2000, informó El Colombiano. Las relaciones entre la 'Ndrangheta y los narcotraficantes latinoamericanos son "excelentes", le dijo un líder del grupo italiano al periódico alemán Spiegel el año pasado, con esta "hermandad" garantizando buenos precios y calidad, y eficiencia en la cadena de transporte.

Nicola Gratteri, quien se ha especializado en el seguimiento del crecimiento de la 'Ndrangheta, dijo a The Guardian que el 80 por ciento de la cocaína que ingresa a Europa es traída por el grupo, que contaba con más de 10.000 miembros en diferentes países. Según Macri, la mafia "representa la globalización del crimen organizado italiano."