Joaquín "El Chapo" Guzmán pagó la colaboración de funcionarios dentro de la propia Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO). De acuerdo con documentos ministeriales y judiciales, los servidores públicos le facilitaban información anticipada sobre cateos y pesquisas que la dependencia llevaría a cabo contra el Cártel de Sinaloa. Lea más en Reforma.