Las armas de fuego suelen llegar a donde operan los grupos criminales

Un reciente informe proporciona datos adicionales sobre las rutas del tráfico de armas en Guatemala, y muestra que éstas parecen coincidir con los principales centros de tráfico de drogas utilizados por los grupos criminales del país.

Entre julio y septiembre de este año, la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala llevó a cabo una serie de operaciones para identificar los grupos del crimen organizado y las rutas del tráfico de armas, según informó elPeriódico. Durante la operación, que se extendió por tres meses, las autoridades incautaron materiales explosivos y varios rifles de alto poder, entre otros elementos.

Según las autoridades encargadas de las operaciones, los dos departamentos donde se incautó el mayor número de armas de fuego fueron Petén, el departamento más septentrional de Guatemala, y Escuintla, departamento ubicado al sur del país, en la costa del Pacífico.

 Gráfico cortesia de elPeriodico

(Gráfico cortesía de elPeriódico)

Según la División de Investigación y Desactivación de Armas y Explosivos (DIDAE), el hecho de que las incautaciones se hayan concentrado en estas dos áreas se debe a su ubicación estratégica y a que pueden conectarse fácilmente con el resto del país.

Muchas de las rutas de tráfico identificadas por las autoridades pasan por la capital, Ciudad de Guatemala, y por su área metropolitana. El funcionario de la policía nacional Stu Velasco le dijo a elPeriódico que las áreas de Zona 18 al norte de la capital y Villa Nueva al sur fueron dos de las más afectadas por las operaciones.

Análisis de InSight Crime

Como quizá era de esperarse, los nuevos datos sugieren que en Guatemala las armas tienden a llegar a los sitios donde operan los grupos criminales del país.

Las rutas del Pacífico se han vuelto más importantes últimamente, dado que las rutas del narcotráfico en el Atlántico, que parten desde Colombia, están cada vez más identificadas por las autoridades. Escuintla es un lugar ideal para el tráfico, y los grupos criminales se han enfrentado durante mucho tiempo por el control de la provincia costera debido a su proximidad a la capital y porque allí se encuentra el mayor puerto del Pacífico en el país, Puerto Quetzal.

Y Petén, en la frontera con México, es un importante centro de tráfico terrestre, puesto que la cocaína que va dirigida a Estados Unidos pasa a través de esta región.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre el tráfico de armas

De hecho, las rutas de tráfico de armas identificadas por las autoridades se corresponden con áreas en las que anteriormente algunas de las principales familias criminales de Guatemala concentraban sus operaciones criminales. Por ejemplo, Los Mendozas, que se dedicaban a contrabandear bienes antes de convertirse en una de las organizaciones narcotraficantes más importantes de Centroamérica, tuvieron su base de operaciones en Petén antes de que el grupo mexicano Los Zetas se apoderara de parte de su territorio.

La relación entre el tráfico de armas y el tráfico de drogas puede parecer obvia, pero para las autoridades resulta importante entenderla y prestarle atención, pues las armas de fuego siguen siendo un factor generador de violencia en toda Latinoamérica. Como InSight Crime lo reportó en una investigación publicada en el mes de abril, la mayoría de los asesinatos cometidos en Guatemala entre 2014 y 2015 se cometieron con armas de fuego.