Juan Antonio "Tony" Hernández, hermano del presidente de Honduras

El hermano del presidente de Honduras realizó un viaje fugaz a Estados Unidos después de que se revelara que es considerado una “persona de interés” en una importante investigación sobre drogas, un hecho significativo en un caso que de por sí ya es candente.

Varios medios locales de Honduras informaron el 25 de octubre que Juan Antonio “Tony” Hernández, hermano del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, había viajado ese día a Miami acompañado por su abogado. Hernández habría regresado a su país luego de una reunión con fiscales y autoridades del gobierno de Estados Unidos, informó La Prensa.

Varias fuentes de noticias, como Radio HRN y Canal 6, informaron que Tony Hernández había viajado a Miami para reunirse con autoridades de Estados Unidos con respecto a una importante investigación sobre drogas que ha agitado a Honduras desde que salió a la luz pública a principios de este mes.

La Embajada de Estados Unidos en Honduras anunció el 7 de octubre que varios ciudadanos hondureños están bajo investigación por su supuesta participación en un esquema de tráfico de drogas relacionado con Wilter Blanco, el presunto cabecilla del Cartel del Atlántico que ha sido acusado de narcotráfico en el Distrito Sur de La Florida.

Informes de prensa locales indican que decenas de sospechosos, entre los que se encuentran alcaldes, congresistas, jueces, oficiales del ejército y agentes de policía también pueden ser blanco de la investigación.

InSight Crime informó el 17 de octubre que una fuente de la Embajada de Estados Unidos dijo que Tony Hernández es una “persona de interés” en dicha investigación. Además, según los informes, un capitán del ejército que es investigado por Estados Unidos fue presionado por un agente antidrogas de Estados Unidos para implicar a Tony Hernández en actividades de narcotráfico.

Tony Hernández no ha sido acusado de ningún crimen en Estados Unidos, y ningún funcionario de dicho país ha declarado públicamente que sea objeto de alguna investigación formal.

El día antes de que Tony Hernández supuestamente viajara a Miami, su hermano, el presidente Hernández, hizo una alocución pública en la que afirmó que su administración no proporcionaría “ninguna concesión ni privilegios” a ninguna persona acusada de algún crimen, aunque perteneciera a su propia familia.

“Nadie está por encima de la ley”, reiteró el presidente.

Análisis de InSight Crime

Los informes de que Tony Hernández ha viajado a Estados Unidos indican que el presidente y su hermano están tomando en serio la posibilidad de que la investigación de Estados Unidos alcance a la primera familia del país. El gobierno estadounidense ha expresado un gran interés en el caso hasta el momento y parece estar decidido a continuar la investigación hasta donde sea que llegue.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Honduras

Como InSight Crime lo ha señalado, la investigación de Estados Unidos ha puesto al presidente Hernández en una difícil posición. Él enfrenta una fuerte presión del gobierno estadounidense para que coopere con la investigación sobre tráfico de drogas, que ya ha implicado a miembros del ejército hondureño —un clave aliado político de Hernández—. Si la investigación termina por involucrar a su hermano, el presidente puede verse obligado a sacrificar a su familiar a cambio de continuar su viabilidad política.