Vicepresidente de Ecuador Jorge Glas

Un juez en Ecuador ordenó la detención del vicepresidente Jorge Glas por una investigación que estudia si recibió coimas del gigante constructor brasileño Odebrecht, en lo que podría ser un nuevo ejemplo del increíble éxito de la masiva maquinaria internacional de sobornos de esa corporación.

El 2 de octubre, el juez de la Corte Suprema Miguel Jurado aceptó la solicitud del fiscal general de Ecuador Carlos Baca Mancheno para arrestar y mantener detenidos al vicepresidente Glas y a su tío Ricardo Rivera mientras se realiza la indagación, según un comunicado de prensa de la Fiscalía General.

En la audiencia, Baca Mancheno presentó un informe en el que aparecía documentado un pago por US$150.000 hecho a una persona identificada como "tío", del que afirma que es la evidencia "inequívoca" de la presunta participación de Glas en el esquema de sobornos de Odebrecht.

La firma brasileña admitió el año pasado que había hecho pagos de manera sistemática a funcionarios de gobierno de varios países a cambio de ayuda para hacerse a contratos públicos. En el caso de Ecuador, la firma señaló que entre 2007 y 2016 pagó más de US$33 millones en coimas a representantes de este gobierno.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfil de Ecuador

"Acato bajo protesta este infame atropello en mi contra", se pronunció Glas en su cuenta de Twitter el 2 de octubre. "Aún tengo la fe en que la justicia se imponga, ante ella probaré mi inocencia".

Glas fue detenido en las primeras horas del 3 de octubre. La cuenta oficial de la vicepresidencia en Twitter publicó un mensaje en el que se informaba que Glas haría "uso de sus vacaciones" mientras dura la estadía en prisión.

Análisis de InSight Crime

Glas es el funcionario ecuatoriano de más alto rango que va a prisión por el escándalo de Odebrecht, pero es solo uno de una larga sucesión de casos similares en toda Latinoamérica.

En Perú, por ejemplo, el expresidente Alejandro Toledo y la excandidata presidencial Keiko Fujimori han sido acusados de recibir dinero del gigante de la construcción. Y varios altos representantes de gobierno en República Dominicana se encuentran en prisión preventiva por presunta participación en la maquinaria de sobornos.

VEA TAMBIÉN: InDepth Cobertura sobre Élites y crimen organizado

La capacidad de Odebrecht para comprar a tantos altos funcionarios en toda la región indica que la debilidad de las instituciones y otros factores han hecho a estos países susceptibles a este tipo de corrupción.

Al mismo tiempo, indica que la empresa  —una de las más grandes de su sector en el mundo en encontrarse en la cúspide del esquema de sobornos— fue muy eficiente en su campaña para corromper funcionarios. Según el relato de un medio, Rodrigo Tacla Durán, el exdirector del "Departamento de Coimas" de Odebrecht, señaló que ningún político podía resistirse a los ofrecimientos de Odebrecht.

Procesos judiciales a políticos como Glas pueden disuadir a otros funcionarios de recibir sobornos en el futuro, pero muchas veces las élites tienen fuertes intereses que se benefician de mantener las condiciones estructurales que facilitan la corrupción, lo cual complica los esfuerzos por lograr reformas anticorrupción sistémicas y de amplio alcance.