Escena de crimen en Costa Rica

Los homicidios alcanzaron niveles históricos el año pasado en Costa Rica, lo que obligó a las autoridades a buscar nuevas fórmulas para contrarrestar la oleada de violencia.

Las estadísticas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica muestran que 2015 ha sido el año más violento registrado en el país, informó La Nación.

El 31 de diciembre, el descubrimiento de dos cuerpos carbonizados elevó el número total de homicidios en 2015 a 558, la mayoría de los cuales se cree que están vinculados al crimen organizado. Esto representa un aumento sustancial de las cifras de homicidios de 407 en 2012 y 474 en 2014.

La viceministra de Seguridad, María Fullmen, anunció esta semana que el gobierno continuará trabajando para detener el tráfico de drogas en las calles, informó La Prensa Libre.

“Estamos en la mejor disposición de reforzar las zonas donde se han dado más problemas de crimen organizado”, dijo Fullmen.

En octubre de 2015, el gobierno estableció una policía especializada encargada de combatir las organizaciones de narcotráfico locales. Según un informe de QCostaRica, la Fuerza Especial Operativa (FEO) se compone de 500 oficiales de policía y actualmente lidera los esfuerzos para desmantelar a los grupos criminales en las zonas urbanas de todo el país, incluyendo las áreas más conflictivas de la capital San José.

Análisis de InSight Crime

Considerada por mucho tiempo a salvo de la violencia extrema de la región del Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras), Costa Rica ha experimentado un aumento significativo en la actividad criminal dentro de sus fronteras.

Aunque los niveles de homicidio en Costa Rica siguen siendo relativamente bajos en comparación con algunos de sus vecinos centroamericanos, los funcionarios están buscando formas de frenar la violencia. Además de la fuerza especializada contra el crimen inaugurada en octubre, el ministro de Seguridad, Gustavo Mata, ha pedido reiteradamente un aumento en el número de fiscales en la Unidad de Lucha Contra el Crimen Organizado del Ministerio Público, así como la creación de una unidad de investigación que esté integrada transversalmente a varios ministerios.

VEA TAMBIÉN: Cobertura sobre Costa Rica

No es claro aún si estas acciones serán suficientes, dado que las organizaciones narcotraficantes nacionales e internacionales parecen estar incrementando sus operaciones en el país. De hecho, el subdirector del Ministerio Público, Celso Gamboa, afirmó recientemente que los grupos criminales tienen al país  “de rodillas y con unos baños de sangre que Costa Rica nunca ha estado acostumbrada”.