Zonas de paz en Venezuela son refugio de criminales

La iniciativa “Zonas de paz”, que ya cumple un año de existencia en Venezuela, no muestra señales de llegar a su fin, a pesar de los preocupantes informes sobre una violencia abrumadora en estas zonas, lo que demuestra la ineficaz respuesta del gobierno a la grave situación de seguridad en el país.

Las zonas de paz son sectores donde los servicios de seguridad no tienen presencia permanente y a los que raramente entran. Estas zonas fueron diseñadas como una respuesta a la desconfianza en la policía, que se ha visto involucrada en crímenes como el secuestro, con la intención de que sea sustituida por una vigilancia ciudadana.

Pero estas zonas se han convertido en refugios seguros para los criminales y a menudo se ven invadidas por la violencia. En el estado de Miranda, donde se encuentra el área metropolitana de Caracas y el mayor número de zonas de paz, la tasa de homicidios al interior de las zonas en el año 2014 fue de 105 por 100.000 habitantes, mientras que fuera de las zonas de paz la tasa fue de 67 por 100.000 habitantes, según informó El Nacional.

"No se puede decir estas zonas están sin ley, pero allí los criminales están imponiendo su propia ley", le dijo el periodista venezolano Javier Mayorca a InSight Crime.

Desde que las zonas de paz entraron en vigor en enero de 2014, los grupos de secuestradores parecen estar usando estas zonas para mantener retenidas a sus víctimas, quienes regularmente aparecen en estas áreas tras su liberación, dijo Mayorca.

Análisis de InSight Crime

El presidente Nicolás Maduro anunció la creación de las zonas de paz solo unas semanas después de que el asesinato de una exreina de belleza provocara la indignación pública sobre la inseguridad en el país, uno de los más violentos del mundo.

Además de implementar la vigilancia ciudadana, el plan debía incluir planes de desarrollo comunitario, pero no especificó suficientes detalles al respecto. Durante su fase inicial, el experto en seguridad Roberto Briceño expresó su preocupación de que las zonas de seguridad acrecentarían la impunidad criminal.

Después de más de un año, El Nacional informa que el programa se ha visto empañado por objetivos vagos y aplicación inconsistente, lo que ha dado como resultado su estado actual. A pesar de esto, la ministra del Interior Carmen Meléndez no ha mostrado ningún signo de poner fin al programa.

VEA TAMBIÉN: Noticias y perfiles de Venezuela

Las zonas de paz son solo una entre muchas iniciativas de seguridad que han resultado desastrosas o mal implementadas en Venezuela, incluyendo una ley de desarme que no logró retirar las armas de las calles. En medio del caos, los asesinatos de agentes de seguridad se han incrementado, y al parecer la situación de seguridad va a empeorar en el año 2015, como lo ha pronosticado InSight Crime.

Mientras tanto, el gobierno venezolano continúa negándose a divulgar las estadísticas de delincuencia, a la vez que proclama logros irreales.