Hasta su muerte en septiembre de 2010, Víctor Julio Suarez Rojas, alias "Mono Jojoy," fue el máximo comandante militar del grupo guerrillero colombiano de las FARC, jefe del temido Bloque Oriental, y un miembro del mando más alto del grupo, el Secretariado.

En muchos círculos era considerado el segundo al mando de la guerrilla y era respetado dentro de la organización por sus estrategias y destrezas militares. Como comandante del Bloque Oriental, el Mono Jojoy fue responsable de las actividades de cuatro bloques de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que operan en los Llanos Orientales de Colombia. Su muerte dejó un vacío muy grande en el grupo.

Historia

El Mono Jojoy se unió a las FARC a los 12 años. Se abrió camino hasta convertirse en jefe de escuadrón y luego comandante de compañía. Su valiente enfoque llamó la atención del comandante máximo de la guerrilla, Pedro Marín, alias "Manuel Marulanda" o "Tirofijo," quien se convirtió en su mentor y fue el responsable de su meteórico ascenso a través de las filas.

Más tarde creó una escuela para entrenar unidades especiales que utilizaban tácticas al estilo de Vietnam. También es reconocido por haber participado en varios ataques importantes a bases militares en el sur y el oriente de Colombia a mediados de los años noventa, lo cual cambió la cara de la guerra colombiana. Durante un tiempo, incluso trató de “liberar” zonas, una táctica muy utilizada por los rebeldes del FMLN en El Salvador, aunque sin éxito.

Actividades criminales

El Mono Jojoy también estuvo en el centro de las actividades de narcotráfico de las FARC. Además de adueñarse de gran parte de la producción de coca del país, muchos frentes de las FARC bajo el mando del Mono Jojoy crearon sus propias redes de distribución de droga en Venezuela y Brasil. Las autoridades colombianas creen que él también estuvo a cargo de los rehenes del grupo y de los negocios de secuestro, y fue acusado de ordenar el secuestro de la entonces candidata presidencial Ingrid Betancourt y tres contratistas estadounidenses en 2002 y 2003, respectivamente. 

Al momento de su muerte, en Colombia había 62 órdenes de arresto contra el líder guerrillero. Entre los cargos estaban narcotráfico, secuestro, extorsión, rebelión y terrorismo, y reclutamiento forzado de niños. También estuvo implicado en el atentado de 2003 de El Nogal, un lujoso club deportivo y social en Bogotá, que dejó 36 personas muertas y otras 100 heridas. El gobierno de Estados Unidos solicitó su extradición para enfrentar cargos de tráfico de drogas y homicidio.

Geografía

El Mono Jojoy comandaba el Bloque Oriental de las FARC, el cual opera en la región de los Llanos Orientales de Colombia, cerca de la frontera con Venezuela.

Aliados y enemigos

Las FARC tienen alianzas tanto con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) como con los grupos criminales conocidos como Bacrim (acrónimo de "bandas criminales"). Las FARC han participado en operaciones conjuntas con el ELN y algunos de sus frentes colaboran con las Bacrim en el tráfico de drogas.

Perspectivas

Mono Jojoy sufría de diabetes, llevandolo a la búsqueda constante de insulina, un factor que ayudó a las autoridades a localizar y bombardear su campamento en septiembre de 2010