Henry de Jesús López, alias "Mi Sangre", tuvo una prolífica carrera criminal y fue un miembro importante de varias organizaciones criminales de Colombia. Fue capturado en Buenos Aires, Argentina, en octubre de 2012.

Historia

Henry de Jesús López, alias "Mi Sangre,” nacido en Medellín, comenzó su carrera criminal en la Oficina de Envigado, donde su tarea principal era vender drogas y conseguir mujeres para sus jefes. Posteriormente, Mi Sangre se vincularía a la organización paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y luego a Los Urabeños

Según declaraciones presentadas por exparamilitares durante el proceso de Justicia y Paz, Mi Sangre se apartó de la Oficina de Envigado para convertirse en uno de los principales narcotraficantes del Bloque Centauros, bajo el mando del reconocido capo paramilitar Miguel Arroyave, y jugó un papel fundamental en la creación del Bloque Capital de las AUC, un grupo paramilitar urbano que operaba en Bogotá.

La participación de Mi Sangre en el Bloque Capital fue tal que para 2001 no sólo había establecido una "oficina de cobro" en Bogotá (una estructura criminal semiautónoma y localizada que controla el cobro de deudas, extorsión y ofrece servicios de sicariato) sino que había llegado a controlar gran parte del tráfico de drogas en la capital bajo la supervisión de Arroyave. Se dice que este cargo le fue entregado por orden directa de Vicente Castaño, uno de los fundadores de las AUC.

Este poder le permitió ejercer una considerable influencia en el hampa y mantener alianzas con importantes políticos, como lo hicieron las AUC en muchas partes de Colombia. El más notable fue Ciro Ramírez, un exsenador que fue condenado en marzo de 2011 dentro del marco del escándalo de la “parapolítica”.

Cuando comenzó el proceso de desmovilización de las AUC en 2003, con la entrega de más de 30.000 paramilitares, Mi Sangre tomó el papel de portavoz del Bloque Centauros en la mesa de negociación de Santa Fe de Ralito. Se desmovilizó en septiembre de 2005, declarando ser un combatiente de mando medio.

Quizá incentivado por los posteriores arrestos de sus superiores de las AUC, Mi Sangre continuó manejando sus operaciones en Bogotá y trato de incursionar en Medellín en 2007, cuando ordenó el asesinato de un miembro de la Oficina de Envigado. El intento de homicidio fracasó y Mi Sangre se vio obligado a retirarse y esconderse en una hacienda propiedad del ahora extraditado narcotraficante Juan Carlos Sierra, alias "El Tuso", por miedo a represalias. Luego huyó a Argentina y volvió en 2008, cuando el jefe de la Oficina, Diego Fernando Murillo alias "Don Berna," fue extraditado a Estados Unidos.

A su regreso, como muchos otros paramilitares desmovilizados y algunos combatientes que nunca entraron al proceso, Mi Sangre se alineó con Los Urabeños, trasladándose a la región de Urabá en el norte de Antioquia en 2009 para controlar algunas de las rutas de narcotráfico del grupo en la región. Su alianza no fue sorprendente, a la luz de la identidad de los líderes del grupo. El fundador de Los Urabeños, Daniel Rendón Herrera alias “Don Mario,” controlaba las finanzas del Bloque Centauros durante los tiempos en los que Mi Sangre estuvo en el grupo. Darío Úsuga, quien asumió el liderazgo de Los Urabeños junto con su hermano Juan de Dios cuando Rendón fue capturado en abril de 2009, también fue miembro del bloque durante la época de Mi Sangre.

La influencia y notoriedad de Mi Sangre creció considerablemente durante su tiempo con Los Urabeños. En julio de 2011, en una operación conjunta llamada "Operación Frontera”, funcionarios de la Dirección de Investigación Criminal colombiana (DIJIN), la Interpol y la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus iniciales en inglés), capturaron a 26 miembros de una banda de narcotráfico trasnacional que presuntamente estaba bajo el control de Mi Sangre. El grupo, incluyendo cinco oficiales de la Aeronáutica Civil de Colombia, fueron acusados de mover cerca de 2.000 kilos de cocaína al mes a través de vuelos comerciales desde Bogotá, Barranquilla, y la isla de San Andrés.

La importancia de Mi Sangre en el grupo aumentó a raíz de la muerte del jefe de Los Urabeños, Juan de Dios Úsuga, alias "Giovanni", en enero de 2012. Entonces, Mi Sangre empezó a incursionar significativamente en Medellín, debido a su papel como facilitador entre Los Urabeños y Maximiliano Bonilla Orozco, alias “Valenciano”, el ahora capturado líder de la Oficina de Envigado.

Se dice que la relación se desarrolló a finales de 2010 o a principios de 2011, con el objetivo de asegurar las rutas de narcotráfico desde la ciudad hacia Urabá. Sin embargo, a pesar de la alianza, Mi Sangre se abstuvo de interferir directamente en el conflicto entre Bonilla y su implacable rival y compañero miembro de la Oficina, Erickson Vargas Cárdenas, alias “Sebastián”, (también ahora capturado) por el control de la ciudad.

Mi Sangre pudo entrar de nuevo a Medellín a través del barrio Belén, donde trabajó con una banda local llamada "Los Chivos”, y dos criminales conocidos por los alias “Rey” y “Gelatina”, a quienes conoció en el Bloque Centauros. 

A pesar de la historia criminal de Mi Sangre, su reputación y creciente presencia en Medellín, las autoridades de Colombia tuvieron problemas reuniendo suficiente evidencia en su contra. Mi Sangre fue detenido en junio de 2010 en la región del Bajo Cauca, al norte de Antioquia, pero fue liberado por falta de pruebas. En julio de 2011 no tenía ordenes de arresto pendientes, a pesar de estar vinculado con operaciones de narcotráfico internacionales y de haber amenazado de muerte a un periodista del diario El Espectador.

Tras la retirada de Bonilla, el papel de Mi Sangre como uno de los capos del narcotráfico en Medellín creció aún más y presuntamente se llegó a tomar el control de las áreas que previamente habían estado en manos de Bonilla, incluyendo partes de la Comuna 13, Belén, Aguas Frías y Altavista.

Mi Sangre fue capturado finalmente en Buenos Aires en octubre de 2012. Sergio Berni, el secretario de seguridad de Argentina, se refirió a él como "el narco más importante del mundo" en el momento de su arresto. En noviembre de 2016 fue extraditado a Estados Unidos.

Actividades criminales

Debido a su larga historia en el hampa, Mi Sangre ha participado en una gran variedad de actividades criminales como narcotráfico, extorsión, lavado de dinero y sicariato.

Geografía

Mientras trabajaba para Los Urabeños, Mi Sangre operaba en la región del Urabá. También extendió sus redes por todo el departamento de Antioquia, hasta Medellín.

Actividades criminales

Como líder de Los Urabeños, Mi Sangre cultivó y mantuvo relaciones cercanas con otros jefes de bandas criminales. Sin embargo, se hizo enemigo de los miembros de la Oficina de Envigado cuando buscó aumentar su presencia en Medellín.

Perspectivas

Mi Sangre fue arrestado en Buenos Aires en octubre de 2012 y permaneció recluido en Argentina hasta noviembre 2016, cuando fue extraditado a Estados Unidos.