Inicialmente Los Paisas aparecieron como una milicia rural que surgió de los desmovilizados del ejército paramilitar de las AUC vinculados a la Oficina de Envigado, pero luego se convirtieron en una organización narcotraficante independiente. El grupo ha perdido poder y relevancia debido a las luchas internas dentro de sus filas y a una pelea brutal con grupos rivales por el acceso a las rutas del narcotráfico en las costas de Colombia. Muchos de sus miembros clave han desertado al grupo rival de Los Urabeños

Historia

Al igual que muchas de sus contrapartes, el núcleo de Los Paisas estaba formado por los remanentes de grupos paramilitares que se desmovilizaron en un proceso de paz con el gobierno entre 2004 y 2006. "Paisa" es el nombre utilizado comúnmente para los locales de Antioquia, y el fortín del grupo se concentró en ese departamento. El otrora capo del hampa de Medellín, Diego Murillo, alias "Don Berna", solía financiar grupos de matones urbanos y exparamilitares en el campo para combatir a las fuerzas guerrilleras, las rutas de control del narcotráfico y en ocasiones para enfrentarse con otros jefes paramilitares rivales como Daniel Rendón, alias "Don Mario".

La red de Don Berna era llamada la Oficina de Envigado. A raíz de la extradición de Don Berna en 2008, la milicia rural se separó de la Oficina y comenzó a lanzar ofensivas cada vez más atrevidas contra las fuerzas de Don Mario, que más tarde se convertirían en Los Urabeños en honor a su lugar de creación: la región de Urabá. Los Paisas y Los Urabeños siguen enfrentándose incluso después de la captura de Don Mario en 2008.

El grupo estaba compuesto principalmente por combatientes paramilitares que se desmovilizaron entre 2004 y 2006 y su modus operandi era similar al de un grupo paramilitar. Trabajaban principalmente en pueblos pequeños, tratando de controlar el flujo de drogas hacia la costa, donde las vendían a organizaciones con grandes infraestructuras para transportar drogas a nivel internacional. Las autoridades creen que esto habría incluído a la organización narcotraficante mexicana de Los Zetas. También controlaban el "microtráfico" en sus zonas de influencia, así como la extorsión a empresas locales y pequeñas fincas.

Los Paisas eran conocidos por ser despiadados, eliminando a sus enemigos y sus familias en un intento por infundir miedo. El grupo contaba con una amplia red de jóvenes sicarios que crecieron en las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Dentro de este contexto, Los Paisas pusieron sus ojos en acabar con Los Urabeños a toda costa y habrían llegado a acuerdos con otros grupos narcotraficantes, entre ellos algunos frentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Liderazgo

El liderazgo de Los Paisas estaba compuesto originalmente por mandos medios de la red paramilitar de las AUC. Sin embargo, muchos de sus cabecillas fueron asesinados o capturados.

El grupo fue golpeado por una ola de deserciones. Su comandante Ángel de Jesús Pacheco Chanci, alias "Sebastián", desertó para unirse a Los Rastrojos en 2009, y fue asesinado por sus propios guardaespaldas en julio de 2011. Se creía que su facción de Los Paisas, trabajando junto a Los Rastrojos, suministraba drogas al Cartel del Golfo y a Los Zetas.

La muerte de otro comandante, César Augusto Torres Luján, alias "Mono Vides", provocó más deserciones. Sus aliados Rafael Álvarez Pineda, alias "Chepe", y Germán Bustos Alarcón, alias "El Puma" (capturado en septiembre de 2011) se fueron a las filas de Los Urabeños. Ellos fueron reclutados por un excolega del Bloque Mineros de las AUC, Roberto Vargas Gutiérrez, alias "Gavilán".

Geografía

En el apogeo de su poder, el grupo operaba en siete departamentos, concentrados en el noroeste rural de Colombia. En 2009, la tasa de homicidios se disparó en la parte norte de Antioquia, debido a los enfrentamientos entre Los Paisas y grupos rivales como Los Rastrojos, Los Urabeños y las Águilas Negras. Esta región en disputa es un corredor clave para los traficantes de cocaína y cultivadores de coca, ya que conecta a los dos océanos: Atlántico y Pacífico.

Aliados y enemigos

Los Paisas eran enemigos de Los Urabeños, con quienes se enfrentaban por el control e influencia en el narcotráfico y otras actividades criminales en Medellín. 

Perspectivas

Los Paisas han sido diezmados por deserciones y capturas de sus cabecillas. Además, el grupo ha sufrido reveses en combates con sus enemigos de Los Urabeños, que han demostrado ser una organización más fuerte.