La guerrilla colombiana ELN ha utilizado el territorio venezolano desde hace algunas décadas, pero su presencia en el país se hizo más sinificativa desde el año 2000 debido al desplazamiento de sus operaciones en Colombia por los ataques de los paramilitares y las fuerzas de seguridad.

Historia

El ELN ha utilizado el territorio venezolano por lo menos desde los años setenta, cuando una ofensiva del ejército contra el grupo en el departamento de Antioquia (Operación Anorí) diezmó su cúpula, obligando al grupo a trasladar su principal base de poder a Arauca, en la frontera con Venezuela. Una de las unidades más fuertes del grupo, el Frente Domingo Laín, se formó en ese departamento a finales de los años setenta.

Además de utilizar a la nación como un escondite, el grupo ha realizado operaciones de secuestro y extorsión en Venezuela, donde están fuera del alcance de las fuerzas de seguridad colombianas. Hay indicios de que el grupo está cada vez más involucrado en el narcotráfico transfronterizo.

ELN presence in Venezuela espanol

Los anteriores gobiernos venezolanos eran hostiles con los guerrilleros, en particular después de la masacre de Cararabo en 1995, cuando ocho infantes de marina venezolanos fueron asesinados por el ELN en el estado venezolano de Apure. En 1998, el gobierno venezolano autorizó a Colombia para entrar en su territorio, con el fin de perseguir a los guerrilleros del ELN que se habían refugiado allí después de un ataque.

Sin embargo, la llegada a la presidencia de Hugo Chávez en 1999 significó una actitud mucho más amistosa con el ELN y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Este nuevo clima, junto con la creciente presión de las fuerzas de seguridad, grupos paramilitares y las FARC en los departamentos colombianos de Arauca y Norte de Santander, resultó en un mayor flujo de guerrilleros del ELN hacia Venezuela a partir del año 2000. 

El ELN usa a Venezuela, particularmente a Apure, como un escondite para sus líderes y también como un centro de operaciones para realizar actividades criminales que incluyen secuestro, extorsión y tráfico de drogas. La Comisión de Frontera de la Cuadrilla Domingo Laín está a cargo de las acciones transfronterizas, incluyendo el tráfico de drogas.

Se han presentado informes que indican que la guerrilla ejerce un fuerte control social en algunas zonas de Apure, actuando como un poder estatal de facto para resolver las controversias entre los ciudadanos y mantener algún tipo de orden. Según la fundación Nuevo Arco Iris, el grupo tiene casi el control total de las comunidades en ambos lados de la frontera (Apure y Arauca), e impone castigos a los delincuentes, realiza proyectos de obras públicas y cobra “impuestos".

Liderazgo

Se dice que el comandante del Frente Oriental, Gustavo Aníbal Giraldo Quinchía, alias "Pablito", vive en Apure. Fuentes locales le dijeron a InSight Crime que la hacienda de Pablito había sido expropiada de sus anteriores propietarios por el gobierno. Un informe de inteligencia colombiano que se filtró en 2010 sugiere que los comandantes del ELN Antonio García y Nicolás Rodríguez Bautista, alias "Gabino", también tienen sus bases de operaciones en Apure y se mueven "libremente" entre las ciudades de La Victoria y Guasdualito.

Geografía

Aunque no se cree que el ELN tenga frentes que operan directamente desde Venezuela, varios de sus principales dirigentes viven en el estado Apure, utilizando al país como base para coordinar las operaciones y mantenerse fuera del alcance de las fuerzas de seguridad colombianas.

Aliados y enemigos

El ELN es ampliamente tolerado por las autoridades venezolanas y se cree que varios de sus altos mandos se encuentran a ese lado de la frontera. El grupo es capaz de operar con casi total impunidad gracias a los cercanos lazos que tiene con las fuerzas de seguridad y los gobiernos locales en algunas zonas fronterizas venezolanas. Según un informe de inteligencia colombiano, la guerrilla también mantiene una relación con el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).

El ELN también ha trabajado con el grupo guerrillero venezolano Fuerzas Bolivarianas de Liberación (FBL), aunque se han presentado enfrentamientos entre los dos en los últimos años por el control del territorio de Apure.

Perspectivas

Desde que Juan Manuel Santos llegó a la presidencia de Colombia en 2010, Venezuela se ha convertido en un país menos tolerante con el ELN y las FARC y ha mejorado sus relaciones con el gobierno venezolano. Desde entonces, varios miembros del ELN han sido capturados y retenidos, una de las capturas más notables fue la de Nilson Teran Ferreira, alias "Tulio", en diciembre de 2010.