Noticias

Un nuevo informe proporciona un nuevo y fuerte argumento en contra del uso de las fuerzas armadas mexicanas para combatir el crimen organizado. Sin embargo, al igual que investigaciones anteriores sobre el tema, las conclusiones del informe van en contra de la compleja realidad política: la población mexicana sigue demandando la presencia del ejército para resolver el problema de inseguridad.