Diego Pérez Henao, alias ‘Diego Rastrojo’

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Diego Pérez Henao, alias “Diego Rastrojo”, era el jefe militar de Los Rastrojos, una mafia que llegó a tener presencia en Colombia, Ecuador y Venezuela. Fue capturado en Venezuela el 3 de junio de 2012 y extraditado a Estados Unidos en agosto de 2013, donde un año después fue condenado a 30 años de prisión por una corte federal.

Historia

Pérez Henao comenzó como su carrera criminal como asesino a sueldo y ascendió rapidamente en las filas del Cartel del Norte del Valle (CNDV), donde se especializó en recolectar coca en las áreas rurales y en crear laboratorios para convertirla en cocaína y pronto llamó la atención de Wilber Varela, uno de los líderes del CNDV.

Cuando Varela comenzó una guerra con Diego Montoya, alias “Don Diego”, un miembro rival del cartel, éste acudió a Pérez para que creara un ejército privado y lo llamó por su alias en el bajo mundo, “Rastrojo”. En 2002 nacieron Los Rastrojos y Pérez dirigió la guerra contra el ejército privado de Montoya, llamado Los Machos; una guerra que Pérez terminó ganando.

Otro miembro importante en la organización de Varela era Javier Calle Serna, alias “Comba”. Pérez apoyó a Comba cuando asesinó a Varela en 2008 y tomó el mando de toda la organización, la cual posteriormente se convertiría en Los Rastrojos.

Pérez fue clave en la expansión de Los Rastrojos desde 2008, enviando células fuertemente armadas a diferentes partes del país, con el fin de asegurar el acceso a los cultivos de droga, proteger los laboratorios de cocaína y controlar el movimiento de los corredores internos dentro de Colombia.

En 2011 surgieron rumores sobre su arresto en Venezuela, pero resultaron ser falsos. Diego Rastrojo siempre mantuvo un perfil muy bajo y se sabe muy poco sobre él. Se cree que estuvo continuamente en movimiento, tanto dentro como fuera de Colombia. Mantuvo un mando directo sobre muchas de las diferentes unidades de Los Rastrojos en todo el país y participó en el asesinato de varios de sus rivales.

Con la entrega de Comba a la Agencia Antidrogas de Estados Uidos (DEA por sus iniciales en inglés) el 8 de mayo de 2012, Pérez presuntamente habría asumido el mando general de Los Rastrojos hasta que fue capturado en julio de ese año en Venezuela y fue extraditado a Estados Unidos por cargos de tráfico de drogas.

Actividades criminales

En agosto de 2014, Pérez se declaró culpable en un tribunal de Estados Unidos por traficar más de 80.000 kilos de cocaína entre 1994 y 2008. Las autoridades colombianas también han acusado a Pérez de haber cometido 66 homicidios en el departamento del Valle del Cauca. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos incorporó a Pérez a su lista de capos (Kingpin List) en enero de 2013.

Geografía

La zona inicial de influencia de Los Rastrojos fue a lo largo de la costa del Pacífico, en los departamentos de Cauca y Valle del Cauca. En 2006 comenzaron a expandirse a la región cafetera de Colombia, así como al departamento de La Guajira, ubicado junto a la frontera con Venezuela. Se cree que Los Rastrojos llegaron a tener presencia en más de 10 de los 32 departamentos de Colombia.

Aliados y enemigos

Pérez negoció una alianza con guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en los departamentos de Cauca y Nariño, en la costa pacífica del país. Posteriormente esta se convertiría en una alianza a nivel nacional, bajo la cual el ELN vendía base de coca a Los Rastrojos, no sólo en Cauca y Nariño, sino también en Antioquia, Chocó, Bolívar y Norte de Santander.

Los Rastrojos también han trabajado en estrecha colaboración con algunos socios internacionales, como el Cartel de Sinaloa, enviando cargamentos de droga desde Colombia a Centroamérica y México, con destino a Estados Unidos.

Los principales rivales de Los Rastrojos son Los Urabeños. Los dos grupos criminales acordaron una tregua a finales de 2011, pero esta fue de corta duración, pues Los Rastrojos comenzaron a desmoronarse poco después. En noviembre de 2014 surgieron informes sobre enfrentamientos violentos entre estas organizaciones criminales en la región fronteriza entre Venezuela y Colombia.

Perspectivas

Pérez fue condenado a 30 años de prisión el 6 de agosto de 2014. Es probable que su arresto, junto con la captura o rendición del resto de los principales líderes del grupo en 2012, haya significado el fin de Los Rastrojos como una organización criminal de alcance nacional.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+