Los Valle

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Los Valle son uno de los grupos criminales más grandes de Honduras, la organización usa su base en la frontera con Guatemala para asegurar su posición como intermediario clave de redes mexicanas, colombianas y guatemaltecas para en el transporte de drogas. Este grupo familiar se ha convertido en un contacto importante para el tránsito de la cocaína producida en Suramérica y los distribuidores mexicanos, especialmente el Cartel de Sinaloa.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos estima que Los Valle introducen mensualmente más de diez toneladas de cocaína a Estados Unidos y según el testimonio de exmiembros de la organización, ganan más de US$800.000 por cada cargamento. Aunque la mayor parte de la cocaína traficada termina en Estados Unidos, Los Valle han establecido contactos entre los distribuidores locales que comercian cocaína en el mercado hondureño.

Además del transporte de cocaína, la familia Valle está fuertemente involucrada en el mercado de bienes raíces y es propietaria de varios hoteles en la capital del departamento de Copán y en otras municipalidades más pequeñas. Como muchos otros grupos trasportistas, se sospecha que Los Valle cuentan con un portafolio criminal que incluye otras actividades además de la cocaína y han sido vinculados con el tráfico ilegal de armas y el lavado de activos.

Casi toda la cúpula del grupo ha sido desmantelada y los líderes máximos fueron extraditados y están a la espera de un juicio en Estados Unidos, lo cual ha dejado a la organización frente a un futuro incierto.

Historia

Los orígenes de Los Valle como narcotraficantes no están claros, pero Luis Alonso y su hermano mayor Arnulfo Miguel, alias “Colocho” Valle, lograron construir uno de los grupos de traficantes más influyentes y mejor organizados de la región fronteriza. En comparación con otros grupos como Los Cachiros, Los Valle emplean a un número relativamente pequeño de personas.

La familia es originaria de La Entrada, una ciudad ubicada a unos 30 kilómetros de la frontera con Guatemala, pero su base de operaciones estaba en El Espíritu, un pequeño pueblo en medio del bosque a una hora a pie desde un cruce fronterizo no supervisado en el departameno de Copán. Si bien el pueblo sólo cuenta con unos pocos miles de habitantes, está lleno de autos de lujo y grandes casas protegidas por cámaras de seguridad. La familia es dueña de varias propiedades en la zona, incluyendo una gran hacienda que ha hospedado a “El Chapo” en al menos una de sus visitas.

Liderazgo

El grupo era dirigido por Miguel Arnulfo Valle Valle y sus dos hermanos, Luis Alfonso y José Reynerio.

Miguel Arnulfo y Luis Alfonso fueron capturados en octubre de 2014 y extraditados a Estados Unidos en diciembre de ese año. Días antes, las autoridades hondureñas arrestaron a José Inocente Valle Valle, el hermano menor de la familia, quien no jugaba un papel importante en el liderazgo de la organización.

Las autoridades han identificado a pocos socios de la organización además de Gualberto Alonso Chinchilla, segundo al mando.

Geografía

El grupo opera principalmente en el departamento de Copán, un lugar que según algunos informes sirvió como refugio para el capturado capo mexicano Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo,” líder del Cartel de Sinaloa. El departamento también es la base de salida de la ruta internacional de tráfico de cocaína que se extiende desde el territorio de Los Cachiros en el departamento de Gracias a Dios, cerca de la frontera con Nicaragua, hasta este cruce fronterizo con Guatemala.

Aliados y enemigos

La sociedad de tantos años entre Los Valle y El Chapo les garantizó protección y libertad dentro de su territorio. Los hermanos parecían tener suficiente influencia y poder para interactuar directamente con los representantes del Cartel de Sinaloa en Copán.

Según algunos informes, el grupo también desarrolló alianzas con Alexander Ardon, el alcalde de El Paraíso, quien es conocido por su costumbre de viajar en un vehículo blindado acompañado por 40 guardaespaldas armados y por haber construido el palacio municipal al estilo de la Casa Blanca, con un helipuerto en la azotea, que ha usado para desplazarse hasta México para asistir a conciertos de música norteña.

Fuentes menos diplomáticas lo han descrito como un facilitador y beneficiario del comercio de drogas, quien hospeda a los representantes del Cartel de Sinaloa y a traficantes locales como Los Valle, los cuales parecen tener libertad total realizar sus actividades criminales en la región. En la única entrevista que ha dado a la prensa, Ardon se describió a sí mismo como “el rey del pueblo”.

Los Valle también tienen socios en la ruta entre la frontera de Honduras y México. Los hermanos aparentemente mantuvieron una relación de trabajo durante cinco años con el famoso transportista salvadoreño Ernesto Jorge Ulloa Sibrian, alias “Repollo”, quien también ha sido vinculado al Cartel de Sinaloa. Ulloa es acusado de traficar un total de 16 toneladas de cocaína a través de Guatemala y El Salvador entre el año 2000 y su captura en marzo de 2013.

Perspectivas

En Julio del 2014 Digna Valle Valle fue arrestada en Florida y en agosto las autoridades hondureñas se movilizaron en contra de las propiedades de la familia e incautaron más de 50 en una sola operación. Días después, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos añadió a los tres hermanos (Miguel Arnulfo, Luis Alfonso y José Reynerio) a su lista de capos (kingpin list), dejando a la organización frente a un futuro incierto.

Poco después de los emblemáticos arrestos y apenas tres meses de ser añadidos a la lista de capos, las fuerzas de seguridad hondureñas desmantelaron casi toda la estructura de liderazgo de Los Valle.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+