SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn

La diversidad de extorsionistas en Centroamérica confirma la facilidad con la que los oportunistas pueden montar sus propios esquemas. Actores independientes se han aprovechado de las pocas barreras de entrada a este mercado criminal.

Algunas pandillas pequeñas han logrado control territorial de unas cuantas cuadras a cuyos residentes extorsionan, siguiendo el modelo impuesto por la Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18, aunque a menor escala. En algunos lugares de ciudades de El Salvador, Guatemala y Honduras, estas pandillas independientes luchan contra los dos grupos dominantes por el control del territorio y los mercados de extorsión y microtráfico.  

Algunos de estos oportunistas criminales irónicamente empezaron como grupos comunitarios de autodefensa creados para contrarrestar la extorsión y combatir las pandillas. Algunos grupos de vigilantes (como Los Pumas, en la ciudad de La Ceiba, Honduras) se criminalizaron con el tiempo y eventualmente montaron su propio sistema extorsivo imponiendo tasas a los locales con la excusa de la seguridad. 

*Esta investigación sobre la extorsión en el Triángulo Norte se llevó a cabo como parte de un proyecto conjunto con The Global Initiative.

Otros grupos han dominado el modus operandi básico de hacer llamadas telefónicas amenazantes y cobrar las cuotas entregadas mediante depósitos en cuentas bancarias, transferencias e incluso dinero en efectivo. Dados los altos índices de violencia generales en el Triángulo Norte y los asesinatos frecuentes de víctimas de extorsión que se resisten, las personas amenazadas por grupos independientes tenderán a ceder ante cualquiera que los amenace.  

En Costa Rica y Panamá, donde las pandillas callejeras aún no han adoptado la extorsión masiva, los grupos independientes son responsables de maquinarias de usura. Muchas veces, estos grupos participan ocasionalmente en narcotráfico o mantienen vínculos con organizaciones narcotraficantes, y usan las ganancias de la venta de drogas para financiar los préstamos abusivos.

*Esta investigación sobre la extorsión en el Triángulo Norte se llevó a cabo como parte de un proyecto conjunto con The Global Initiative.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn