En términos de pérdidas monetarias totales por causa de la extorsión, El Salvador encabeza los países del Triángulo Norte. El país paga un estimado de US$400 millones anuales en extorsiones. Una de las zonas del país más golpeadas son los espacios urbanos con altas concentraciones de pequeños negocios y servicios de transporte público. Al igual que en Guatemala y Honduras, la extorsión se atribuye en gran parte a las pandillas callejeras.

Este mapa interactivo busca conducir al lector por una visita a algunos de los barrios más azotados por las pandillas en San Salvador, capital de El Salvador. El mapa interactivo se complementa con un mapa estático a continuación.

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedIn