Investigación y análisis de crimen organizado

La extorsión en Centroamérica viene en muchas formas y apunta a diferentes víctimas. Los actores detrás de la actividad también varían, así como la manera en que el importe pasa de mano en mano.

En los países del Triángulo Norte, Guatemala, Honduras y El Salvador, esquemas sistemáticos masivos atacan sistemas de transporte completos. Pero los hay oportunistas criminales, aleatorios, que también prueban suerte, al igual que agentes de orden público corruptos y otros grupos criminales.

En Costa Rica y Panamá, mercados en crecimiento, relacionados con la extorsión, como los préstamos a usura, pueden ser manejados por grupos o personas.

Los dueños de negocios grandes y pequeños, formales e informales, trabajadores sexuales, habitantes de barrios controlados por pandillas, maestros… pocos se libran de la extorsión. Incluso los gobiernos locales, muchas veces cómplices, pueden estar controlados por esta fuerza criminal.

Los actores detrás de la actividad van desde pandillas callejeras y grupos imitadores, hasta agentes de orden público corruptos y otros grupos criminales implicados en narcotráfico y usura.

Y el importe no solo cambia de manos en forma de dinero en efectivo y transferencias bancarias. Productos, posesiones, seres humanos e incluso favores sexuales se entregan bajo amenaza.

En esta sección, describimos algunos métodos de extorsión notables que descubrimos durante nuestra investigación en Centroamérica.