Perfil de Nicaragua

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Resumen Ejecutivo

Nicaragua no ha experimentado la misma violencia que ha sacudido a sus vecinos. Aunque el país parece hospedar al menos a una organización criminal transnacional, hasta el momento no ha visto el tipo de guerras entre bandas que han afectado a los países del Triángulo del Norte: Honduras, Guatemala, y El Salvador. Aunque una gran cantidad de tráfico de droga pasa a través de las fronteras de Nicaragua, los traficantes locales no representan una amenaza regional. La mayoría de las redes de tráfico están asentadas a lo largo de las costas, especialmente, al lado del Océano Atlántico, aunque el Pacífico y las rutas del interior también son utilizadas para mover cargamentos de cocaína hacia el norte.

La respuesta del gobierno, para combatir el comercio internacional de cocaína, no ha sido atípica, y ha tenido un enfoque en las incautaciones y los patrullajes de seguridad. La fuerza policial es lo que se destaca del país, puesto que si bien es susceptible a la corrupción, ha enfatizado en acercarse a la comunidad, hasta un grado nunca antes visto en otros países Centroamericanos. Esto podría ayudar a explicar por qué Nicaragua parece ser la excepción a la ola de criminalidad que se presenta en la región. Sin embargo, el país todavía enfrenta serias amenazas por parte de los grupos criminales.

Datos de Nicaragua

Tasa de Homicidios

Actividades criminales
Tránsito de drogas, tráfico de personas

Principales grupos criminales
Reñazcos, Tarzanes

Geografía

Nicaragua es el país más grande de Centroamérica y uno de los menos poblados. Con cerca de 500 kilómetros de costa, y varias islas que sirven como convenientes puntos de parada, el país presenta varias ventajas geográficas para los traficantes de droga, similares al resto de Centro América.

Grupos criminales

El Cartel de Sinaloa es, probablemente, la organización criminal trasnacional más grande y poderosa que se ha establecido en Nicaragua. Otros informes han indicado que los Zetas y otros grupos Colombianos, como el Cartel del Norte del Valle, han usado la costa de Nicaragua como un área de reabastecimiento, pero hay pocos indicios de que hayan establecido una presencia permanente en el país.

Seguridad

Nicaragua cuenta con cerca de 14,000 efectivos en el Ejército, así como en la Marina, y una pequeña Fuerza Aérea, con apenas 30 aviones. Los Estados Unidos han señalado a la Marina como una fuerza efectiva, en lo que tiene que ver con incautaciones de droga, calificándola como “una de las agencias más efectivas de Centro América.” En el 2011, los gastos militares de Nicaragua fueron de US$53.2 millones, aproximadamente el 0.7 por ciento del PIB.

ayuda-militar-de-estados-unidos-colombia-mexico-cascos

La Policía Nacional tiene delegaciones en los 19 departamentos de Nicaragua, y sub-delegaciones en los ocho distritos de Managua. La policía lleva a cabo programas de prevención y concientización sobre las drogas, así como un programa de educación a las pandillas en riesgo. La policía también apoya las organizaciones comunitarias de vigilancia, algunas de las cuales se establecieron durante el gobierno Sandinista, y las cuales han tenido el mérito de ayudar a mantener bajos los niveles de violencia en los barrios urbanos más pobres de Nicaragua. Entre el 2008 y el 2013, Nicaragua recibió un total de US$27.8 millones en ayuda militar y policial, por parte de Estados Unidos, entre los paquetes de ayuda más pequeños en Centro América.

Historia

Durante gran parte de la historia, la lucha en Nicaragua no ha sido en contra de los grupos de crimen organizado, sino entre las élites dueñas de tierra y los grupos guerrilleros. Complicar los asuntos de seguridad, es una larga historia de intervención de Estados Unidos. La Marina de Estados Unidos ocupó el territorio por 21 años, aproximadamente, antes de retirarse en 1931. El apoyo de Estados Unidos a dictadores como Anastasio Somoza García (1937-1947), también ayudó a fortalecer la arraigada sospecha de la influencia de Estados Unidos sobre la soberanía de Nicaragua. Podría decirse, que la tensa relación continúa hasta hoy en día.

region-militar-vs-ayuda-social

El gobierno corrupto de la dinastía Somoza le dio fuerza a los grupos guerrilleros de izquierda de Nicaragua, encabezados por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Para la guerrilla fue fácil reclutar nicaragüenses, tanto pobres como de clase media, y eventualmente, logró que el hijo de Somoza, entonces presidente, se retirara del cargo en 1979. En los años 1980s, fuerzas anti-Sandinistas empezaron a formarse, muchas de ellas, secretamente financiadas por los Estados Unidos. La guerra entre estos grupos “Contra” y los Sandinistas se dio durante toda la década, antes de que las dos partes llegaran a una negociación y acordaran el establecimiento de elecciones a principios de los 1990s. Los grupos Contra estuvieron activos en las dos regiones que hoy en día son las más afectadas por el comercio de droga: la Región Autónoma del Atlántico Norte y la Región Autónoma del Atlántico Sur.

Durante la guerra, muchos inmigrantes nicaragüenses se establecieron en Costa Rica y Florida, a diferencia de otros refugiados Centroamericanos de los conflictos civiles en El Salvador y Guatemala, los cuales se congregaron en la ciudad de Los Ángeles, en Estados Unidos. En la medida que Los Ángeles tiene un problema de pandillas callejeras mucho más serio, esta teoría podría explicar por qué El Salvador, Guatemala y Honduras vieron el establecimiento de células de Mara Salvatrucha 13, o MS13, y Barrio 18, o M-18, en sus respectivos países. En contraste, Nicaragua no ha visto la expansión de estos grupos dentro de sus fronteras. Otro factor es el número de deportaciones de criminales. Criminales nicaragüenses en los Estados Unidos fueron deportados en un número mucho menor que sus vecinos salvadoreños, guatemaltecos y hondureños.

En un resultado que sorprendió a muchos observadores, el candidato presidencial Sandinista, Daniel Ortega, fue derrotado en las urnas, en las elecciones generales de 1990. Los Sandinistas no ganarían la presidencia nuevamente sino hasta el 2006, con Ortega como su candidato.

Gran parte de la historia reciente de Nicaragua, en términos de seguridad, ha estado definida por el legado del conflicto entre Sandinistas y los Contra. En el nuevo milenio, grupos disidentes surgirían de vez en cuando, reivindicando la ideología de los Contra, y algunas veces, llevando a cabo ataques de “golpear y correr” (hit-and-run) contra el gobierno. Pero ninguno de estos grupos parece ser lo suficientemente grande o estar lo suficientemente organizado para calificar como algo más que una rareza. El gobierno de Ortega ha argumentado que estos nuevos Contras no son más que delincuentes comunes que vociferan la retórica anti-Sandinista, asociada a los grupos Contra de los años 1980s. Aparte de estos focos de resistencia, hay poca evidencia de que alguna guerrilla política organizada haya logrado sobrevivir a gran escala.

Desde principios de los 1990s, la tasa de pobreza de Nicaragua se redujo significativamente. Bajo el presidente Ortega, el país se ha presentado como un gobierno democrático, con una economía sólida, una policía fuerte, y relativamente pocos problemas de seguridad, especialmente cuando se le compara con sus vecinos. Aunque Nicaragua puede reclamar el crédito por algunos de estos logros, se debe reconocer que la administración de Ortega tiene interés en promocionar cierta imagen y agenda política.

Cuando Ortega estuvo en el cargo, manipuló las elecciones en el 2009, y desde entonces, ha puesto aliados políticos en el Congreso, así como en las cortes. La continua politización de la Corte Suprema y el Sistema Judicial, es uno de los obstáculos más importantes para la seguridad en Nicaragua, y continúa siendo una de las razones que explican por qué el modelo de seguridad del país difícilmente puede ser descrito como un ejemplo para el resto de la región. Ortega fue capaz de alterar las leyes de Nicaragua y permitir su reelección en el 2011. Existe evidencia bien documentada sobre abusos anti-democráticos cometidos durante este tiempo. Según se informa, aliados del partido FSLN llevaron a cabo varias campañas de intimidación, así como ataques, contra miembros de la oposición y protestantes.

Ha habido algunos reportes sobre los vínculos entre el FSLN y el crimen organizado. Un cable del Departamento de Estado publicado por WikiLeaks, sostiene que el partido de Ortega recibió dinero para financiar su campaña, a cambio de ordenar a los jueces que liberaran a los traficantes de droga. En el primer periodo de Ortega como presidente, en los años 1980s, el traficante de droga Colombiano, Pablo Escobar, encontró en Nicaragua un refugio seguro por varios meses; una de las únicas veces que se sabía que Escobar operaba en un país de Latinoamérica por fuera de Colombia.

Actividades criminales

Narcotráfico

En el 2010, Estados Unidos nombró a Nicaragua como la mayor nación de tráfico de drogas, junto a Costa Rica y Honduras. Hay un par de teorías que explican por qué la cantidad de cocaína que se mueve a través de Nicaragua, aparentemente ha aumentado. Una de las teorías dice que los devastadores efectos del Huracán Félix, en el 2007, animó a las comunidades pobres de la costa a tolerar la actividad del narcotráfico.

Gran parte del tráfico de drogas en Nicaragua se concentra a lo largo de la costa Caribe. En lugar de hacer un largo viaje por la costa, los traficantes saltan de ciudad en ciudad, dificultando la detección de cualquier movimiento sospechoso. Esto ha ayudado a crear pequeños grupos de colaboradores en las ciudades junto a la playa, los cuales proveen de logística a los traficantes o mueven los productos a lo largo de rutas muy específicas.

La cocaína se mueve hacia el norte en lanchas rápidas y en buques pesqueros, alguna vez utilizados por la industria pesquera de Nicaragua, ahora en declive. Los buques son usualmente utilizados para llevar combustible extra u ofrecen más espacio de almacenamiento. Hay evidencia de que los traficantes trasnacionales pagan a los transportistas locales con droga, en vez de dinero. Posteriormente, esta droga es vendida en el mercado local de Nicaragua, ya sea como cocaína o un derivado como el crack.

Un efecto del comercio de droga en Nicaragua es el fenómeno conocido como “langosta blanca”, en el que los pescadores se ganan la vida recogiendo los paquetes de cocaína que los traficantes se han visto obligados a tirar por la borda cuando son rastreados por la fuerza pública. Un kilo puede costar hasta US$5.000 en el mercado a lo largo de la costa Atlántica. Los habitantes locales que se benefician de las “langostas blancas” han sido conocidos por distribuir ampliamente sus ingresos dentro de la comunidad, incluida la Iglesia y el poder judicial. Los piratas, conocidos como “tumbadores”, también se conocen por robar a los traficantes, lo que los obligó a comprar el producto de ellos nuevamente.

Las regiones más afectadas por el narcotráfico son la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) y la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS). Estas son unas de las áreas más pobres de Nicaragua, y hogar de varias comunidades indígenas, que han sido aisladas del estado por décadas, si no siglos. Las regiones también son enormes: el RAAN constituye por sí sola casi una cuarta parte del territorio total de Nicaragua.

Algunos de los puntos clave de parada para los traficantes de droga en el RAAS, incluye Punta Mico, Tasbapaunie, y Sandy Bay (bien conocida por las lujosas mansiones construidas acá). En el RAAN, las autoridades han detectado una significativa actividad de narcotráfico en Bismuna, Cabo Viejo, y Walpasiksa. Los traficantes usan estos puntos para almacenar su producto ilegal, y hay evidencia de que en ciertas áreas, ellos reciben protección de los habitantes locales. Los traficantes Colombianos, en particular, usan el RAAN como un punto de parada. Pistas de aterrizaje clandestinas también se han hallado en el RAAN.

Hay evidencia que apoya la teoría que entre el 2010 y el 2011, el RAAS en particular vio el estallido de un conflicto entre grupos narcotraficantes en disputa. La capital del RAAS, Bluefields, vio en el 2010 una tasa de homicidio casi tan alta como la de Guatemala: 42 asesinatos por cada 100,000 habitantes. Más del 60 por ciento de estos asesinatos se relacionan con el tráfico de droga.

Los cientos de afluentes e islas a lo largo de la costa ofrecen áreas para la recarga de combustible. Islas del Maíz y los Cayos Miskito, son puntos de parada. Las vías fluviales que rodean el Lago Nicaragua, o que conectan con el Rio San Juan, también son áreas de respiro.

En el interior, la autopista Panamericana parece ser la ruta más popular para los traficantes al mover su producto por tierra, aunque también hay muchos cruces de frontera ilegales. A lo largo del sur de la con Costa Rica, se piensa que hay más de 82 “puntos ciegos.” Sin embargo, las rutas marítimas parecen ser las más utilizadas, y las fuerzas de seguridad tienen relativamente pocos recursos para combatir esta actividad.

Mucha de la violencia relacionada con las drogas en Nicaragua proviene del robo de cargamento de droga, conocido como “tumbes,” en lugar de peleas entre bandas que luchan por los corredores de tráfico. El estado sureño de Rivas, donde Nicaragua se encuentra con Costa Rica, es particularmente vulnerable de dichos robos, y como resultado, ha visto un incremento en la tasa de homicidios.

Nicaragua es un productor de crack y marihuana relativamente limitado. El país también ha visto cierta producción de metanfetaminas dentro de sus fronteras: las fuerzas de seguridad reportaron el descubrimiento del primer laboratorio de metanfetaminas de Nicaragua en el 2009. El Departamento de Estado ha identificado al país como un “productor y proveedor de metanfetamina”, aunque hasta el momento, los niveles de producción parecen ser extremadamente insignificantes.

Se ha reportado que el Cartel de Sinaloa es la única organización trasnacional que ha establecido una base en Nicaragua. Los funcionarios del gobierno, incluyendo al presidente Ortega, han dicho previamente que los grupos mexicanos tienen un interés estratégico en Nicaragua. La Armada también declaró que el crimen organizado está tratando de corromper las instituciones del país. Pero gran parte del trabajo del narcotráfico en el terreno – traslado y almacenamiento del producto – se está llevando a cabo por traficantes locales. Algunos, no son más que pescadores con otras pocas oportunidades económicas, y otros están más organizados. El grupo de los Tarzanes, con sede en Costa Rica, está vinculado con una familia tradicionalmente contrabandista, que es conocida por mover cocaína y precursores químicos en nombre de otras organizaciones criminales.

Tráfico de personas

En la lista del Departamento de Estado de Estados Unidos, sobre tráfico de personas, Nicaragua aparece como un país de nivel 2 (‘Tier 2’), es decir, que el gobierno no hace lo suficiente para hacer cumplir sus leyes contra la trata, incluyendo aquellas relacionadas con el comercio sexual. “Las mujeres y niños nicaragüenses son sometidos a la trata sexual dentro del país, así como en los países vecinos, principalmente en Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Honduras, México, y Los Estados Unidos”, señaló el informe del 2011 sobre Tráfico de Personas (TIPs) del Departamento de Estado . “Las víctimas de la trata son reclutadas en las áreas rurales para trabajar en los centros urbanos, especialmente en Managua, Granada, y San Juan del Sur, y posteriormente, son obligadas a ejercer la prostitución”.

Las víctimas del tráfico también pueden ser sometidas a la servidumbre en Nicaragua, especialmente trabajando en la agricultura. Nicaragua es también un país de tránsito para los inmigrantes de Centro América, África, y Asia Oriental que se dirigen a los Estados Unidos.

Fuentes

Delitos y Drogas en Bluefields,” Instituto de Estudios Estrategicos, Octubre 27 de  2011

Lord of the Narco Coast,” US Embassy cable obtained via WikiLeaks, Diciembre 21 de 2009.

Inevitable Revolutions,” Walter LaFeber (1993)

Langostas, Pangas, y Cocaina,” El Faro, Junio 12 de 2011

El Regalo Que Trajo el Mar,” Confidencial, Junio 24 de 2012

Un Viaje al Paraiso Perdido,” Confidencial, Junio 25 de 2012

La Ruta de la Droga,” Confidencial, Junio 26 de 2012

SHARETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+