HomeCaribeJimmy Chérizier, alias 'Barbecue'
CARIBE

Jimmy Chérizier, alias 'Barbecue'

CARIBE / 19 AGO 2021 POR INSIGHT CRIME ES

El exagente de policía Jimmy Chérizier, alias “Barbecue”, es uno de los líderes pandilleros más importantes de Haití. Es conocido porque conformó el “G9 y Familia” (G9 an fanmi – G9), una federación criminal de nueve de las pandillas más poderosas en la capital de Haití, Puerto Príncipe.

Chérizier ha colaborado con la policía y con el Partido Haitiano Tèt Kale (Parti Haïtien Tèt Kale – PHTK), actualmente en el poder. Sin embargo, recientemente planteó desafíos al Estado haitiano, llamando a la revolución en junio de 2021. Ahora estaría buscando aprovechar el vacío de poder dejado por el asesinato del expresidente Jovenel Moïse.

Historia

La carrera criminal de Jimmy Chérizier se remonta al menos a 2017, cuando ejercía como agente de policía.

Comenzó a ser conocido en noviembre de 2017, cuando participó en una supuesta operación antipandillas que condujo a la ejecución extrajudicial de al menos nueve civiles inocentes en el barrio Grand Ravine, de Puerto Príncipe.

Un año más tarde, Chérizier presuntamente participó en la Masacre de La Saline con su pandilla Delmas 6 y otros grupos. Los testigos reportaron que durante el ataque fue visto hablando con el exfuncionario del gobierno Joseph Pierre Richard Duplan y con otros líderes de pandillas.

Aquella fue la peor masacre que sacudió a Haití en más de una década, con al menos 71 muertos. Chérizier fue despedido un mes después, y se emitió una orden de captura en su contra.

Sin embargo, logró evadir la captura y participó en un ataque que se extendió por cuatro días en el barrio Bel-Air de Puerto Príncipe, en noviembre de 2019. Chérizier y miembros de cuatro pandillas —Delmas 6, Base Nan Chabon, Krache Dife y St Martin Street Gang— incendiaron viviendas y mataron al menos a 24 personas.

Antes de estas masacres, Chérizier recibía apoyo material, logístico y financiero de altos funcionarios del gobierno del presidente Jovenel Moïse. Estos le proporcionaron dinero, armas, uniformes policiales y vehículos del gobierno para llevar a cabo los ataques.

Por ese entonces, Moïse debió enfrentar constantes protestas en las que se exigía su renuncia. Los haitianos lo culpaban de la actual crisis económica del país, la corrupción rampante, la escasez de gasolina y el aumento de la violencia.

Las masacres —que estuvieron dirigidas en su mayor parte a los barrios de la oposición en toda la capital de Haití— sirvieron de beneficio mutuo para altos funcionarios del Estado y Chérizier. El gobierno podía arremeter contra los bastiones de la oposición, en tanto que Chérizier podía aumentar su influencia como líder de la pandilla Delmas 6 —rol que él ha negado repetidamente—.

En mayo de 2020, Chérizier fue vinculado a nuevos ataques en la capital. Junto con líderes de pandillas aliadas supuestamente cercanos al gobierno, realizaron una “reunión preparatoria” para “organizar ataques simultáneos” en varios barrios de Puerto Príncipe, como reveló la Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos de Haití (Réseau National de Défense des Droits de l'Homme -- RNDDH).

Días después, Chérizier y varias pandillas que él había logrado reunir atacaron los barrios de Pont-Rouge, Chancerelles, La Saline y Fort Dimanche para ampliar el control territorial, con el apoyo de la policía nacional. Varias personas fueron incineradas o asesinadas a tiros, y decenas de casas fueron incendiadas.

Los ataques se presentaron inmediatamente antes de la conformación de G9 y Familia, coalición que fue anunciada por Chérizier en un video publicado en YouTube en junio de 2020. En este, presentaba dicha alianza de pandillas como una forma de restaurar la paz en Puerto Príncipe. Pero, por el contrario, la coalición les ha permitido a las pandillas expandir el control territorial y les ha otorgado a los políticos un arma unificada para acabar con la oposición.

Chérizier ha debido enfrentar varios desafíos como cabecilla de la coalición. Uno de ellos tiene que ver con enfrentamientos internos. A mediados de 2021, hizo de pacificador después de que la banda Grand Ravine lanzara ataques contra el barrio de Martissant, controlado por la pandilla Ti Bwa.

Las tensiones entre G9 y Familia y funcionarios estatales también han aumentado. A finales de junio de 2021, Chérizier y sus hombres marcharon por las calles de La Saline, enarbolando armas que hasta entonces habían mantenido ocultas.

Fue entonces cuando Chérizier hizo un llamado a la revolución contra la oposición, el sector empresarial y el partido gobernante, mediante un video en el que aparecía rodeado por docenas de hombres enmascarados y fuertemente armados. Luego agregó que él y sus aliados estaban “listos para la guerra”.

El 7 de julio, Chérizier y G9 llegaron a un momento crítico cuando su supuesto patrocinador político, el presidente Jovenel Moïse, fue asesinado en su residencia privada.

Días después, Chérizier marchó con cientos de personas por las calles del distrito de Lower Delmas, en Puerto Príncipe, con el fin de rendir homenaje a Moïse.

Actualmente parece que intenta sacar provecho del vacío de poder que ha quedado tras el magnicidio. “Todo el mundo tiene que esperar mis órdenes antes de responder al asesinato de Jovenel Moïse”, dijo durante la marcha.

Actividades criminales

El papel principal de Chérizier en la criminalidad de Haití ha sido el de liderar la alianza de pandillas G9.

Ha intervenido como pacificador para sofocar las divisiones internas y ha movilizado a las pandillas para cometer asesinatos selectivos. Durante mucho tiempo ha actuado como puente entre las pandillas de la capital y funcionarios estatales, supuestamente reuniendo a ambas partes para cometer masacres patrocinadas por el Estado.

Los miembros de G9 y Familia se dedican sobre todo a la extorsión. Les cobran “cuotas de protección” a los negocios locales, a los puestos de vendedores ambulantes y a los conductores del transporte público. También llevan a cabo secuestros extorsivos. En otros casos, las pandillas se han apoderado de servicios públicos como la electricidad o el suministro de agua para cobrar por ellos.

Los miembros de la alianza quizá también están involucrados en el tráfico regional de armas, aunque sobre esto todavía no hay claridad. Anteriormente, ciertos funcionarios estatales habían proporcionado armas a las pandillas para llevar a cabo masacres selectivas. Chérizier ha sido un intermediario clave en este proceso.

Geografía

Las actividades de Chérizier se han concentrado sobre todo en los barrios de Puerto Príncipe, la capital de Haití, mediante su rol como líder del G9. Sin embargo, se desconoce su alcance geográfico.

El barrio de Lower Delmas en la capital ha sido durante mucho tiempo un bastión de Chérizier. El barrio es sede de su pandilla Delmas 6.

Su influencia en toda la capital ha crecido en los últimos años, a medida que los miembros del G9 han expandido su control territorial. Por ejemplo, después de la masacre de Pont-Rouge en mayo de 2020, el barrio de Waf Jérémie, en el centro de Puerto Príncipe, se convirtió en la base operativa de la coalición.

Según informes, el G9 ocupa otros barrios a instancias de Chérizier. Entre ellos figuran el sector de Belecourt del distrito de Cité Soleil de Puerto Príncipe, los barrios de Chancerelles, Delmas, La Saline, Martissant y Pont-Rouge, el área suburbana de Fontamara en Puerto Príncipe, el suburbio de Waf Jérémie, así como Rue Saint-Martin y Rue Porcelaine.

Los medios de comunicación locales también han informado que el G9 mantiene el control de Belekou, en el distrito de Cité Soleil, en Puerto Príncipe, la comuna de Grand Ravine y Village de Dieu.

Los informes han sugerido que la coalición tiene la intención de expandirse a otras partes de Haití, con Chérizier a la cabeza.

Aliados y enemigos

Como líder de G9 y la Familia, Chérizier cuenta con el apoyo de varios aliados poderosos.

“Con todo el poder que tiene, todos lo quisieran de su lado”, dijo a InSight Crime, bajo condición de anonimato, un líder comunitario de una zona de Puerto Príncipe donde la alianza G9 está activa.

Otros líderes de pandillas del G9 han actuado como sus principales aliados. Entre estos se encuentran James Alexander, alias “Sonson”, de la pandilla Baz Krache Dife; Ezeckiel Alexandre de la pandilla Baz Pilatos; Christ Roy Chery, alias “Krisla”, de la pandilla Nan Ti Bwa; Albert Stevenson, alias “Djouma”, de la pandilla Simon Pelé (quien ya ha sido arrestado); Serge Alectis, alias “Ti Junior”, de la pandilla Baz Nan Chabon; Jean Emiliano Micanor, alias “Micano”, de la pandilla Waf Jérémie; Cendy Marcellin, alias “Zoé”, de la pandilla Nan Boston y Andris Icard, alias “Iska”, de la pandilla Belekou.

Chérizier ha trabajado estrechamente con estos líderes para lograr la expansión territorial y atacar a sus rivales.

Otras once organizaciones criminales de Puerto Príncipe mantienen relaciones amistosas con el G9. Cuando es necesario, brindan apoyo a Chérizier y a otros líderes de pandillas. Esta unión a veces se conoce como el G20.

Más allá de los barrios marginales de Puerto Príncipe, Chérizier tiene aliados en los altos niveles. Llegó a estar vinculado con el difunto presidente haitiano Jovenel Moïse y con el partido gobernante, el PHTK.

Se dice que, bajo el mando de Chérizier, el G9 consiguió votos y sofocó las protestas sociales. A cambio, se sospecha que algunos funcionarios estatales les han concedido a los miembros del G9 inmunidad frente a las fuerzas del orden. Incluso después del asesinato de Moïse, es probable que Chérizier todavía mantenga algunos de estos vínculos.

Chérizier también opera con el apoyo de agentes de policía, que al parecer facilitan su movilidad y garantizan su seguridad, incluso mientras realiza actividades delictivas.

También podría fácilmente trabajar con nuevos aliados en caso de que el G9 quiera expandirse. La Pandilla 400 Mowozo, de la comuna de Ganthier, en el centro de Haití, y la Pandilla Savien del norte del departamento de Artibonite, de Haití, podrían resultar aliados útiles.

El poder de Chérizier, y su perfil público, también implica que tiene una serie de enemigos, los cuales han cambiado a lo largo de los años.

Si bien solía mantener estrechos vínculos con el partido gobernante del país, en junio de 2021 convocó a una revolución contra este, así como contra la oposición y el sector empresarial.

Las pandillas a favor de la oposición y sus líderes también han tenido relaciones hostiles con Chérizier. Regularmente se han presentado enfrentamientos entre los hombres de Chérizier y los grupos rivales. Por ejemplo, en mayo de 2020, Chérizier atacó a Fanmi Lavalas, una pandilla de Cité Soleil, junto con otras pandillas.

Chérizier también podría considerar que los antiguos miembros del G9 son sus enemigos. Según informes, la pandilla Grand Ravine se retiró de la alianza a principios de 2021, debido a enfrentamientos internos. En octubre de 2020, el líder de la pandilla apareció en una transmisión de radio, diciendo que había secuestrado a un alto ejecutivo de una lotería porque Chérizier no lo estaba apoyando financieramente.

Perspectivas

No se sabe qué tan efectivos serán los planes que tiene Chérizier para la expansión territorial del G9 tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse. Su destino podría tomar dos caminos diferentes

Si el G9 se divide aún más tras la pérdida de su importante protector político, Chérizier podría tener poca influencia sobre la coalición.

Sin embargo, dada la impunidad de la que ha disfrutado por largo tiempo, su influencia actual sobre las pandillas más peligrosas de Haití y sus vínculos con poderosos aliados, podría ser todo lo contrario. El poder que Chérizier ha acumulado como parte del G9 es inusual, incluso dentro de la larga historia de Haití, donde ha habido pactos bajo cuerda entre dichos grupos y líderes políticos.

Por ahora, el caos que se ha producido tras la muerte del presidente Moïse parece que le permitirá a Chérizier penetrar aún más en los ámbitos económicos, sociales y políticos de la capital.

compartir icon icon icon

¿Este contenido fue útil?

Queremos seguir robusteciendo la base de datos más extensa sobre crimen organizado de América Latina, pero para eso necesitamos recursos.

DONAR

¿Cuál es su opinión? Clic aquí para enviar sus comentarios a InSight Crime.

Invitamos a nuestros lectores a copiar y distribuir nuestro trabajo con fines no comerciales, siempre y cuando se den los respectivos créditos a InSight Crime, con un enlace al artículo original tanto en la parte superior como en la parte inferior del artículo. Consulte el sitio web de Creative Commons para conocer más detalles sobre cómo compartir nuestro trabajo. Agradecemos que nos envíe un correo electrónico si utiliza alguno de nuestros artículos.

¿Este contenido fue útil?

Queremos seguir robusteciendo la base de datos más extensa sobre crimen organizado de América Latina, pero para eso necesitamos recursos.

DONAR

Contenido relacionado

CARIBE / 27 NOV 2013

Nicaragua ha autorizado a las fuerzas armadas de Estados Unidos y de Rusia para llevar a cabo la interceptación de…

CARIBE / 20 MAY 2019

La aparición de un grupo criminal de Venezuela en Trinidad y Tobago ha encendido las alarmas sobre la expansión del…

CARIBE / 21 ENE 2014

Al entrar en el gueto de Tivoli Gardens en West Kingston, las cicatrices de la batalla para detener al capo…

Sobre InSight Crime

LA ORGANIZACIÓN

Desentrañando las redes que conectan élites y crimen organizado

27 JUL 2021

El 16 de julio, InSight Crime publicó Élites y crimen organizado en Nicaragua, un profundo análisis sobre las relaciones entre actores criminales y élites en el país centroamericano.

LA ORGANIZACIÓN

InSight Crime se enfoca en la frontera entre Estados Unidos y México

20 JUL 2021

InSight Crime ha decidido dedicar muchos de sus recursos de investigación a la descripción y comprensión de la dinámica criminal en la frontera entre Estados Unidos y México.

LA ORGANIZACIÓN

Capturas y más presupuesto para la policía como resultado de las investigaciones de InSight Crime

8 JUL 2021

Con la captura de Memo Fantasma, InSight Crime demuestra que nuestras investigaciones pueden revelar amenazas criminales importantes para las Américas.

LA ORGANIZACIÓN

La tormenta perfecta del crimen en Venezuela

30 JUN 2021

James Bargent, administrador de proyectos de InSightCrime, realizó un seminario virtual para estudiantes de posgrado titulado “Crimen organizado, conflicto y aislamiento: la tormenta perfecta en Venezuela”.

LA ORGANIZACIÓN

La influencia del crimen organizado en la violencia de género

30 JUN 2021

La investigadora de InSight Crime Laura N. Ávila habló sobre crimen organizado y violencia de género en el lanzamiento de un proyecto de investigación del Programa de las Naciones Unidas…